El Jefe de Sección de Reumatología del Hospital Universitario Marques de Valdecilla Dr. Ricardo Blanco nos informa sobre sus trabajos sobre la relación de los enfermos reumatológicos y la Covid 19

El servicio de Reumatología de Valdecilla ha publicado los primeros resultados de la relación de las enfermedades inflamatorias inmunológicas y el SARS-CoV-2

Esta investigación pretende determinar la frecuencia y las características de la COVID-19 y comprobar los beneficios o perjuicios que pueden causar los fármacos inmunosupresores en el tratamiento de estas enfermedades

El Servicio de Reumatología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en colaboración con el Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL), ha puesto en marcha un estudio para determinar la relación de las enfermedades inflamatorias inmunológicas y el SARS-CoV-2.

Desarrollado por los doctores Ricardo Blanco, Miguel Ángel González-Gay y David Martínez-López, los objetivos de esta investigación en pacientes con enfermedades reumatológicas con causa inmune se centran en establecer la frecuencia y las características de la enfermedad COVID-19 y en comprobar los beneficios o perjuicios que pueden causar los fármacos inmunosupresores en el tratamiento de estas enfermedades.

Según han explicado los investigadores de este estudio, financiado por el Instituto de Salud Carlos III a través de la convocatoria extraordinaria de proyectos COVID-19, los pacientes con enfermedades reumatológicas con causa inmune, por su patología de base inmunológica y por los diferentes tratamientos inmunosupresores a los que son sometidos, presentan en general un mayor riesgo de padecer infecciones.

Además, han señalado que los tratamientos utilizados para estas enfermedades, como los corticoides, hidroxicloroquina, tocilizumab o anakinra, entre otros, han sido ampliamente utilizados en el tratamiento del COVID-19.

Dado que actualmente se desconoce el riesgo y la gravedad de la infección SARS-CoV-2 en estos enfermos, los resultados de este estudio también podrán aportar información adicional sobre el papel de estos fármacos, tan ampliamente utilizados, en la lucha contra dicha infección.

Con el fin de obtener datos valorables desde un punto de vista epidemiológico, este proyecto se integra en la Red de Investigación en Inflamación y Enfermedades Reumáticas del Instituto de Salud Carlos III. De esta forma, la población de referencia del estudio no se limita a Cantabria, sino que se incrementa hasta cerca de 2,9 millones de personas.

Hasta el momento, los investigadores de Valdecilla y el IDIVAL han publicado dos trabajos sobre las enfermedades reumáticas de causa inmune en la revista científica de mayor impacto de la especialidad, ‘Annals of the Rheumatic Diseases’, centrados en las artritis crónicas (artritis reumatoide, artritis psoriásica y espondiloartritis) y las enfermedades autoinmunes sistémicas (lupus, vasculitis, síndrome de Sjögren).

En el primer trabajo han observado una mayor prevalencia de COVID-19 en los pacientes con enfermedades autoinmunes sistémicas que en la población general, con excepción del lupus eritematoso sistémico. Además, los pacientes con artritis crónicas en tratamiento biológico y sintético dirigido también han presentado una mayor prevalencia de COVID-19, a diferencia de los pacientes con tratamiento sintético habitual.

En un segundo trabajo, centrado en la gravedad del COVID-19 en el grupo global de pacientes con enfermedades de causa inmune, se ha detectado que los factores de riesgo de un COVID más grave en el estudio de regresión multivariante han sido una edad mayor de 60 años, ser varón y el tener una enfermedad autoinmune sistémica. Esta mayor gravedad no se ha observado, en cambio, en el grupo de las artritis crónicas ni con el tratamiento inmunosupresor ni sintético ni biológico.