El vicepresidente regional ha intervenido de forma telemática en la inauguración del ‘XIII foro cultura y naturaleza. Despoblamiento rural: cómo invertir la tendencia’ celebrado en la UIMP

El vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, ha destacado la relevancia de la cultura, el arte y el patrimonio como elementos «imprescindibles» para ayudar a fijar la población en los territorios rurales y lograr que «las zonas vaciadas recuperen vida y no solamente habitantes».

Para conseguir que la población se quede a vivir en la Cantabria rural, hay que ofrecer una forma de vida vinculada también al patrimonio y a una oferta cultural con la que sentirse identificado, ha señalado.

En esta tarea, ha hecho hincapié en la necesidad de contar con la participación de todos los municipios y adoptar medidas adaptadas a sus características y a la realidad de cada zona, ya que «no todos los pueblos envejecen igual, ni se despueblan en proporciones similares».

El vicepresidente regional, que ha participado esta mañana de forma telemática en la inauguración del curso online de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) titulado ‘XIII foro cultura y naturaleza. Despoblamiento rural: cómo invertir la tendencia’, también se ha referido al papel de la cultura como «motor generador de actividad económica y de empleo».

En este ámbito, ha indicado que entre las medidas adoptadas por Cantabria para frenar el éxodo rural a corto plazo se encuentran el establecimiento de deducciones fiscales que sirvan de ayuda a las familias que decidan mantener su residencia en estas zonas.

Como elementos comunes a distintas zonas rurales de Cantabria y de España que están sufriendo despoblamiento ha citado la existencia de un rico patrimonio arquitectónico y monumental unido a su propia forma de vida nacida de las tradiciones y a espacios naturales dotados de una biodiversidad que constituye un elemento diferenciador.

Por este motivo, ha demandado la participación de cada territorio en la determinación de sus estrategias de futuro para revertir esta despoblación. En este sentido, ha recordado que cualquier territorio es un espacio de convivencia y para que ésta tenga éxito debe combinar economía, salud, cultura, patrimonio, costumbres y participación.

Tras comentar que, aunque sea paradójico, el despoblamiento y el resurgir del ámbito rural son dos fenómenos que comparten época, Zuloaga ha manifestado que cualquier reflexión y aportación sobre este tema «debe estructurarse en torno al respeto a los actores de cada zona rural, a su historia, su cultura, su patrimonio y a sus propias dinámicas».

También ha asegurado que el repoblamiento rural debe basarse en principios fundamentales «como la igualdad y la inclusión», concluyendo que el protagonismo de este proceso debe ser compartido y consensuado por todos los actores implicados.

Programa

Este ‘XIII foro cultura y naturaleza. Despoblamiento rural: cómo invertir la tendencia’ organizado por la UIMP, que se celebra de forma online hasta el próximo miércoles, va a analizar cuestiones relacionadas con ‘La participación local: promover el emprendimiento y empoderar a la población local’, con especial a tención a la situación de la despoblación en España, el papel de la ganadería tradicional como eje de desarrollo rural, la situación del suelo urbano y rural, la complicidad entre las autoridades locales y regionales, las iniciativas locales en el ámbito rural.

‘Invertir en los valores patrimoniales para generar riqueza’, que incluye una mesa redonda sobre los nuevos horizontes para el desarrollo rural, y ‘El nuevo protagonismo rural’, con apartados sobre la ruralía de la sociedad telemática, tierra de mujeres y el futuro del mundo rural, completan el programa de este encuentro.