La Guardia Civil desmantela un vivero clandestino en el Puerto Pesquero de Santander

  • La actuación contó con el apoyo del GEAS
  • En el momento de la actuación se liberaron 25 alevines de sargo, 5 centollos adultos y un bogavante

El Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Cantabria, con apoyo del GEAS de Gijón, ha procedido, durante el pasado día 16 de junio, al desmantelamiento de un vivero ilegal de peces situado en el Puerto Pesquero de Santander.

Agentes del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil, recabaron suficiente información, desde el pasado mes de mayo, sobre la posible existencia de viveros ilegales en el Puerto de Santander.

Se trataría de la colocación de redes o mallas bajo los pantalanes de diferentes dársenas, que servirían de criadero para diferentes especies de peces y mariscos.

Concluida la investigación, la Guardia Civil decidió llevar a cabo un servicio el pasado martes, en el cual necesitó la presencia de componentes del grupo de actividades subacuáticas GEAS de la Guardia Civil de Gijón.

El servicio consistió en la realización de inmersiones de una pareja de buceadores en la zona, apoyados en todo momento por una embarcación del Servicio Marítimo. Estas labores tenían como finalidad el inspeccionar la parte de la columna de agua inmediatamente situada bajo toda la extensión de los pantalanes de la Dársena Maliaño, en la zona interior del Puerto Pesquero de Santander.

Tras repetidas inmersiones, los buzos lograron localizar y aprehender las siguientes artes y capturas:

  • Cuatro sacos de tela que contenían redes y un vivero con 25 alevines de “sargo”, que se encontraban sujetos mediante cabos a la cornamusa de un amarre.
  • Un saco de malla que contenía un total de 5 centollos de gran tamaño y un bogavante.
  • Cinco nasas artesanales sin pesca, sujetas mediante cabos a diferentes puntos de los pantalanes.

Las artes aprehendidas quedaron depositadas en las dependencias del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Cantabria, a disposición de la Autoridad competente.

Respecto a los animales recuperados, los 25 alevines de sargos, fueron liberados inmediatamente en la zona de la intervención, mientras que los cinco centollos y el bogavante fueron trasladados hasta la Isla de Mouro, por considerarse el lugar idóneo para su liberación, dado a su carácter de zona protegida.

La Guardia Civil continúa las gestiones para poder averiguar la identidad de los propietarios de este vivero clandestino.