El Gobierno dice que la aprobación inicial del PGOU de Argoños es un paso “muy importante” para los afectados por las sentencias de derribo

Urbanismo asegura que las actuaciones emprendidas impulsan y garantizan que “no hay vuelta atrás” en la solución de su situación

El Gobierno de Cantabria, a través de la Dirección General de Urbanismo y Ordenación del Territorio, ha afirmado que la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Argoños es un paso “muy importante” para los afectados por las sentencias de derribo en sus viviendas, y ha querido dejar claro que las actuaciones emprendidas impulsan y garantizan que “no hay vuelta atrás” en la solución de esta situación.

El Ejecutivo ha respondido a las críticas difundidas hoy por la Asociación de Maltratados por la Administración (AMA), quien ha lamentado el retraso en la aprobación del PGOU de los municipios afectados por sentencias de derribo y ha puesto de ejemplo el municipio de Argoños.

Frente a ello, la Dirección General de Urbanismo ha señalado que la nueva aprobación inicial del PGOU de Argoños incorpora las consideraciones medioambientales y corrige los defectos del plan, proceso que resulta “muy positivo” de cara a acortar los plazos para su visto bueno definitivo. “Con ello se incrementa la seguridad jurídica y se reducen los plazos necesarios para dar solución a los afectados y que el PGOU de Argoños pueda quedar aprobado de forma definitiva a lo largo de 2020”, ha subrayado.

Por otro lado, el Gobierno cántabro mantiene el compromiso y ha asegurado que pondrá en marcha este mismo año la oficina de atención a los afectados por sentencias de derribo.

Actualmente, según ha explicado Urbanismo, se trabaja en la necesaria modificación de los estatutos de la empresa pública Gesvican (Gestión de Viviendas e Infraestructuras en Cantabria S.L) para dar cabida a este nuevo servicio, que dará información puntual y personalizada a los afectados sobre cada uno de los procedimientos puestos en marcha por el Ejecutivo.

En opinión del Gobierno, en el último tiempo se han dado “pasos importantes” y ha resaltado la colaboración de todas las administraciones para avanzar en una solución definitiva al problema de los derribos, conforme a la legislación vigente.