Santander Sí Puede exige a Igual que abandone la “memez” del MetroTUS.

Mantecón exige que “de marcha atrás” y califica como “lamentables y de absoluta falta de respeto” a los santanderinos, las declaraciones de la alcaldesa acerca de las motivaciones de parte de los concentrados el sábado frente al ayuntamiento.

 Las valoraciones hechas por parte de la alcaldesa Gema Igual, acerca de la movilización vecinal que tuvo lugar el pasado sábado frente al ayuntamiento, han encendido los ánimos de una oposición que lleva toda la legislatura advirtiendo del previsible fracaso del proyecto del MetroTUS y las nefastas consecuencias que iba a tener en el día a día de miles de usuarios.

 

Para el concejal de Santander Si Puede en el ayuntamiento de Santander, Antonio Mantecón, es “sencillamente lamentable y una falta de respeto a los vecinos que esta alcaldesa trate de insinuar que quienes protestan por el grave trastorno que este infame invento de su antecesor Iñigo De La Serna les está causando en su día a día, tengan como objetivo debilitar al equipo de gobierno.” Tales declaraciones, según Mantecón, “denotan la absoluta falta de empatía, sensibilidad y humildad con la que la alcaldesa y su equipo administran la ciudad.”

 

De esta forma, asegura concejal municipalista, “el MetroTUS se está convirtiendo en una vía de agua imposible de cerrar, que amenaza con hundir al equipo de gobierno del PP en el ayuntamiento de Santander por la falta de pericia y capacidad para el diálogo de una alcaldesa puesta a dedo por su antecesor y que se muestra incapaz de solventar esta crisis.”

 

Mantecón ha acusado tanto Gema Igual, como al concejal de movilidad José Ignacio Quirós y a la concejala de barrios Carmen Ruiz Lavín de negarse a acudir a dar explicaciones a los barrios más afectados “parapetándose detrás de los técnicos y evidenciando una cobardía política que les inhabilita como representantes públicos.” Al tiempo que les ha acusado de ir a los barrios “solo a las fiestas patronales a hacerse la foto con sus acólitos previa convocatoria”.

 

Mientras, recalca el edil, “en esta crisis, estos concejales están haciendo oídos sordos a problemas ocasionados por el nuevo sistema de transbordos como los de los usuarios de las residencias de ancianos de Cueto y Monte debido a sus dificultades de movilidad, el perjuicio que se está ocasionando al comercio del centro, las dificultades ocasionadas a cientos de pequeños escolares que no saben que autobuses deben coger o que llegan tarde a clase, el tiempo perdido en los intercambiadores por miles de trabajadores cada mañana, el aumento de usuarios que han decidido bajar al centro en coche particular desistiendo de usar este infame sistema de transporte público, etc.”

 

Para el concejal, la concentración del sábado frente a las puertas del ayuntamiento fue solo un síntoma preliminar de lo que le espera al equipo de gobierno municipal de no ceder a las reivindicaciones vecinales. Reivindicaciones que para Mantecón no son otras que “volver a la situación previa al 31 de Enero y a partir de ahí mejorar las frecuencias de las líneas ya existentes, aumentar la longitud de los recorridos de algunas de ellas, paralizar la privatización de parte de las mismas, aumentar el número de conductores, avanzar en la ínter modalidad del transporte urbano de Santander y el arco de la bahía, etc.”

 

En relación a las propuestas realizadas por parte del equipo de gobierno a algunas asociaciones de vecinos para modificar algunas líneas y darles acceso al centro sólo en horas punta, Mantecón cree que “responden a una burda estrategia política del PP, que buscar dividir la unidad de acción de los barrios, que se han hecho fuertes y han enseñado músculo social con una sola reivindicación y muy clara, volver al modelo anterior”. Al mismo tiempo que ha afirmado que en todo caso, dichas propuestas “no resuelven el problema en absoluto ya que lo único que traería consigo es la saturación de esas líneas en esas horas punta, con lo cual se habría empeorado la calidad del servicio igualmente, tal como ocurre en la actualidad con la línea número 1.”

 

Por otro lado, el concejal de Santander Si Puede ha recordado que algunas asociaciones de vecinos, como es el caso de Peñacastillo, ya han indicado “no estar deacuerdo con esa propuesta y así se lo habrían transmitido a la alcaldesa, por lo que insistir en la misma idea es desoír de nuevo lo que piden quienes pagan los impuestos de los que salen los sueldos de la alcaldesa Igual y sus concejales, es decir, sus jefes.”

 

Finalmente Mantecón ha hacho hincapié en la gran cantidad de frentes abiertos que tiene el PP en Santander, en muchos de los cuales se está encontrando con una fuerte oposición ciudadana, algo que para el concejal de Santander Si Puede apunta al “final de un ciclo político” y al advenimiento de “tiempos de cambio” en el consistorio santanderino