Twitter se está convirtiendo en una de las herramientas imprescindibles para conocer la personalidad de sus usuarios y políticos, periodistas y community manager están quedando a la altura del betún

Los mas bajos instintos del ser humano afloran en momentos de crisis y es fácil caer en la trampa que twitter te ofrece.

Creo que la mayoría de los usuarios hemos caído alguna vez en esa trampa, mortal de necesidad para el prestigio personal. Muchos famosos y políticos han eliminado sus cuentas en este microblog tras haber sobrepasado las normas básicas que marca la buena educación y el que escribe estas líneas, también.

No me salvo de haber ofendido a un “orondo” o a un “community faltón” al haber ejercido de bocazas en determinado momento. La imagen que tu mismo te creas, no tiene solución, pues aunque elimines tu reflexión, o tu cuenta, siempre quedará la huella en la red.

Pero si estas faltas son graves y de mal gusto entre los simples ciudadanos, cuando el bocazas es un político o un responsable de redes sociales (community manager) a sueldo de la administración pública, la falta descalifica, al autor, para el ejercicio de su actividad y solo la desvergüenza, y el amor a los importantes réditos económicos, hace que los que faltan al prójimo o incitan a la violencia, desde su despachito oficial, se mantengan en sus puestos y no sean fulminados por sus superiores. Los casos mas cercanos los tenemos en el Parlamento de Cantabria y el Ayuntamiento de Camargo.

Dudo mucho que el famoso twit con los calificativos de «sectarios y excéntricos» que apareció en la cuenta personal de Mariano Rajoy, lo escribiera él, ya que dudo mucho, que el gallego sea usuario de twitter. Por lo que, intuyo, que habrá sido su community quien llevó a la red una frase que pronunciara el jefe en un momento de cólera.

Pero el daño está hecho y ahora la red asume que el Presidente del Gobierno de España, en su cuenta personal, ha menospreciado a la mayoría de los españoles que optaron por las opciones políticas que, llegando a un acuerdo de gobernabilidad, han desbancado al PP de muchos ayuntamientos de España.

Si el twit de Rajoy es poco afortunado para él y para el PP, el caso de los twit de Guillermo Zapata, concejal de cultura de la nueva alcaldesa populista de Madrid son de juzgado de guardia y sanción económica y administrativa, aunque los subiera a la red cuando simplemente era un descerebrado más sin cargo político… Si la alcaldesa de Madrid no elimina fulminantemente a este individuo de su equipo, será la primera mancha que asuma Carmena.

Estoy seguro que los puzles creados para arrebatar muchos ayuntamientos al PP están repletos de descerebrados como Zapata y corruptos disfrazados, que han visto la oportunidad de llegar al poder, disfrazándose de honestos ciudadanos… sin ir mas lejos miren a Pielagos y esperen acontecimientos