Podemos ha valorado como una “reacción sobreactuada” la de la diputada Silvia Abascal, portavoz del grupo socialista en el Parlamento a raíz de las conclusiones sobre la evaluación del Acuerdo de Investidura PRC-Podemos. “No queremos entrar a responder las groseras calificaciones de la portavoz socialista, Silvia Abascal, cuya única función conocida como diputada es la de atacar a Podemos” ha declarado el coordinador del trabajo de la evaluación, Alberto Gavín. “Comenzamos a creer que la intención de la Sra. Abascal es torpedear indirectamente la estabilidad del gobierno presidido por Miguel Ángel Revilla para buscar otro apoyo menos incómodo para el PSOE, quizá el de Ciudadanos que ha demostrado tolerar mejor la corrupción firmando acuerdos con partidos imputados” ha continuado. En este sentido, ha querido aclarar que la “evaluación del Acuerdo se basa en datos objetivos, los cuales han sido discutidos con quienes firmamos el acuerdo, que no es otro que con el PRC, que preside el Gobierno de Cantabria y a quien exigimos que lo cumpla”.

Podemos así mismo, ha querido aclarar algunos de los puntos evaluados y que, a juicio de esta formación, Silvia Abascal “quiere esconder”. En primer lugar, sostienen que el Acuerdo incluye el “aumento de la cuantía” de la percepción de los beneficiarios de la Renta Social Básica, actualmente estipulada en 426 €. El acuerdo estipulaba un aumento progresivo hasta los 479,26 € para una persona y el aumento de los porcentajes de esta ayuda si esa persona convive en una unidad de convivencia de más miembros. Reiteran que ese punto no se ha realizado y que el Gobierno reconoce este incumplimiento.

Así mismo, Podemos afirma que en el acuerdo “el PRC se compromete a disminuir el copago en el ámbito de la dependencia y reestablecer la gratuidad de la teleasistencia”. Igualmente, a juicio de este partido “estos puntos no se han cumplido y son evaluables de manera objetiva”. Estos son los “puntos rojos” que señalaba su Secretario General, Julio Revuelta, en la rueda de prensa realizada el pasado jueves.

A juicio de la formación morada, “es Silvia Abascal quien quiere confundir a la opinión pública, mostrando datos que no tienen que ver con el acuerdo firmado” y recomiendan que “sería mejor que la Sra. Abascal se centrara en explicar la imputación de Puerto Gallego, así como explicar por qué mantiene el PSOE en sus cargos a su presidente Ángel Agudo, imputado en el caso Racing, o por qué insiste en mantener en sus cargos a aquellos que comenten irregularidades como el fraccionamiento de contratos públicos y actuar en contra del interés de la gente de Cantabria, tal y como afirma la sentencia del caso GFB hablando de la gestión de Salvador Blanco al frente de Sodercan”. El PSOE Cantabria “va camino de convertirse en el partido del escándalo diario por su tolerancia con la gestión irregular” según Podemos.