El español consume hoy más productos online que hace cinco años. Así lo demuestra un reciente informe publicado para la empresa de gestión de tarjetas de crédito Mastercard. Según se desprende de este informe, al menos uno de cada cuatro españoles realiza una compra online a la semana.

¿A qué se deben estos nuevos patrones de consumo? El Consejo Económico y Social en su último estudio, “Nuevos hábitos de consumo, cambios sociales y tecnológicos”, apunta a cuatro grandes impulsores de la compra online en los hogares españoles.

Por un lado, España ha desarrollado una rápida penetración de las conocidas como TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Asimismo, el ciudadano medio dispone de al menos dos dispositivos con conexión a Internet; y uno de ellos es un teléfono inteligente. Por último, los medios sociales y el consumo de aplicaciones sociales ha incrementado la disposición del español hacia la adquisición por medios telemáticos.

Radiografía del consumidor de comercio electrónico en España

La edad media del prototipo de comprador online se sitúa entre los 18 y los 35 años, según los datos del estudio UPS Pulse of the Online Shopper.

Su dinámica consta de búsqueda de productos, preferentemente en sus dispositivos móviles, la comparación de los mismos (un 75 por ciento del total de consumidores de comercio electrónico); de los cuales solo el 52 por ciento realiza la compra.

Las barreras del ecommerce

Según el estudio mencionado, existen dos grandes barreras para el despegue del comercio electrónico en España. En primer lugar, la logística juega un papel principal en la experiencia del usuario hacia la tienda online. Los retrasos o la falta de flexibilidad en las entregas son aspectos que el comprador online español valora positivamente, como también la posibilidad de devolución de una forma rápida y sin coste para su bolsillo.

El mueble, un sector en busca de oportunidades

En España. el volumen de negocio que ha logrado la venta de muebles y artículos de decoración se cifra, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en cerca de 26 millones de euros, lo que ha supuesto un 34 por ciento más que en 2015. Un 18 por ciento le corresponde a la venta online de productos de decoración e interiorismo.

El perfil del comprador de muebles online se ubica entre los 18 y 35 años, mujeres y hombres por igual, con un poder adquisitivo medio-alto, que vive en ciudad y que utiliza diversos portales especializados como GangaHogar, portal especialista en productos de tiendas de hogar en oferta,

Las perspectivas son optimistas para el sector. No en vano, gigantes del mueble como Ikea, que tradicionalmente ha apostado por las grandes tiendas exposición físicas, lanzó a finales de 2016 su tienda 1.0, una primera incursión en la venta online que según fuentes de la compañía valoran muy positivamente, si bien como complemento de su expansión física.

Precio, comodidad, rapidez, estética

¿Cuáles son los motores que impulsan la compra de muebles y decoración online?

Según publica el portal especializado en ventas online privadas Vente-Privé, el 15 por ciento de los españoles que compra online muebles o artículos para el hogar, confirma su adquisición tras comprobar que es la opción más económica.

 

Para el 43 por ciento de los encuestados, la elección se basa en criterios de estética y gusto por el diseño, frente al 35 por ciento, que, por contra, pone por delante la calidad del producto, su solidez y la duración que le promete la tienda online de muebles.

 

En la tabla media, el 38 por ciento de compradores habituales que establecen como baremo principal para decidir si compra o no, la relación calidad-precio.

 

El aumento del precio y la demanda de vivienda, motor del ecommerce en el sector

Para explicar este aumento (supone que 1 de cada 5 compras del sector se produce vía online), los especialistas de la industria ponen el foco en el aumento de la demanda de vivienda. El sector inmobiliario, que lastró en los años de la crisis a numerosas tiendas y proyectos de venta de muebles y estudios de interiorismo, está siendo, de nuevo, uno de los impulsores del resurgir de la industria del mueble y los artículos para el hogar.

Después de siete años de profunda crisis y pérdidas casi constantes -salvo diversos flujos económicos- el sector del mueble comienza a sentir que también a él llega la recuperación.

ESCUCHA AQUÍ LA RADIO DE SANTIAGO DE CUBA