“Por muy consejero de Sanidad que sea, no puede hacer lo que de la gana en esta región”, asegura el PP

Los populares se sienten “engañados” por el incumplimiento del acuerdo parlamentario del 21 de septiembre en relación al ocio nocturno

“¿Qué problema hay en que los establecimientos con licencia de bar especial A puedan abrir de día de manera transitoria?”, se pregunta el diputado Íñigo Fernández

El Partido Popular (PP) de Cantabria se siente “engañado” por el Gobierno de Cantabria, tras conocer que el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE), no está dispuesto a cumplir el acuerdo parlamentario del pasado 21 de septiembre en el que se solicita una solución para que los establecimientos de ocio nocturno puedan funcionar como bares convencionales en tanto dura la prohibición de ejercer su actividad en horario nocturno. Según Íñigo Fernández, diputado del PP en el Parlamento de Cantabria, el consejero “nunca ha tenido voluntad de cumplir el acuerdo” y por ese motivo “nos sentimos engañados”.

Íñigo Fernández ha reprochado su actitud al titular de Sanidad: “No puede ser que el consejero de Sanidad, por muy consejero de Sanidad que sea, haga lo que le dé la gana en esta región, y sin dar explicaciones de nada a nadie”. “Hay un acuerdo de todos los grupos políticos de esta región, que hemos alcanzado después de varias reuniones, y este señor no puede saltárselo como le dé la gana”, añade.

Según los populares, Miguel Rodríguez “se niega a rectificar en una decisión que tomó el, que ha llevado las cosas tan lejos y que ha provocado este daño tan grave a los establecimientos de ocio nocturno, que perfectamente podrían, ya que no pueden trabajar de noche, abrir de día como bares convencionales”. Esa es la solución que el Parlamento de Cantabria aprobó por unanimidad en la sesión del 21 de septiembre pasado, e, incumplirla, “no puede tolerarlo el presidente del Gobierno, no puede tolerarlo el consejero y no puede tolerarlo la sociedad de Cantabria”, considera Íñigo Fernández.

Según el PP, “ahora la papeleta la tiene Miguel Ángel Revilla, que es el que tiene que tomar una decisión”, porque, de lo contrario, más de trescientas empresas de la región están condenadas a la ruina. “Si no lo resuelve, Revilla será el responsable de lo que suceda con estos negocios”, añaden los populares, que insisten en afirmar que se sienten “engañados” por el consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria y por el Partido Socialista (PSOE).