La Policía Nacional erradica un punto negro de venta de drogas

Los dos detenidos llevaban a cabo su actividad delictiva en una céntrica calle de Santander, creando gran alarma social, al encontrarse próxima a varios parques y colegios de la ciudad

Agentes de la Policía Nacional , pertenecientes al Grupo de Estupefacientes, de la Brigada de Policía Judicial de Santander, han detenido el 22 de enero, a dos varones, J.M.M.F., de 37 años de edad, y A.G.M., de 26 años de edad, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

Investigación

 Desde hacía tiempo, los agentes de la Brigada de Policía Judicial del grupo especializado de la UDYCO, venían desarrollando su labor de investigación centrada en la localización de los responsables de un nuevo punto negro de distribución de drogas en la ciudad, quienes estarían operando en la zona más céntrica de Santander.

Modus operandi

 En esta ocasión, las investigaciones se centraban en dos individuos como presuntos responsables de la distribución sustancias estupefacientes, concretamente, de cocaína y hachís. La zona en la cual llevaban a cabo la distribución de las sustancias estupefacientes, al encontrarse muy próxima a varios parques y  colegios  públicos, estaba creando una gran alarma social, entre los residentes, vecinos y comerciantes del centro de la ciudad.

Detención e Intervenciones durante el registro

Los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, que investigan este tipo de delitos, ante la firme sospecha de la actividad ilícita de A.G.M., y de J.M.M.F, procedieron a solicitar a la Autoridad Judicial, la oportuna orden de entrada y registro en el domicilio de este último.

El pasado 22 de enero, la labor policial dio su fruto cuando en el trascurso de un operativo policial, y previa detención de los sospechosos, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, los Agentes del Grupo de Estupefacientes de la UDYCO, de la Brigada Provincial de Policía Judicial, apoyados por Agentes adscritos a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), y la Unidad de Guías Caninos, de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, procedieron a practicar el registro, autorizado con el correspondiente mandamiento judicial, del domicilio de uno de los sospechosos. Durante el registro del inmueble, le fueron intervenidos diversos útiles y efectos relacionados con el tráfico de estupefacientes, junto con un kilogramo de hachís y varios cartuchos correspondientes a un arma de fuego.

Los detenidos, ambos con antecedentes, fueron puestos a disposición judicial.

La actuación policial reseñada, ha conseguido erradicar un  foco de venta y distribución de diversos tipos de sustancias estupefacientes, y devolver la tranquilidad de los ciudadanos en esa zona de la ciudad.