La Plaza de Toros cierra las cuentas de 2017 en positivo gracias a los beneficios de la Feria de Santiago

La facturación de taquilla creció un 13,6 % y se mejoraron las previsiones de ingresos por publicidad y otros concepto. El resultado final de la sociedad municipal arroja un saldo positivo de 5.906 euros que se destinarán en su mayor parte a la compensación de pérdidas de ejercicios anteriores. Las cuentas se han presentado hoy al consejo de administración, en el que también se han adoptado varios acuerdos de cara a la organización de la feria de este año 

La sociedad municipal Plaza de Toros de Santander cerró 2017 con un balance positivo gracias a los beneficios generados por la Feria de Santiago, que contribuyeron a compensar los costes fijos de funcionamiento y mantenimiento de la Plaza.

En concreto, las cuentas se cerraron con un resultado positivo de 5.906,81 euros que se destinarán en su mayor a la compensación de pérdidas de ejercicios anteriores, salvo el 10 % que debe destinarse obligatoriamente a reserva legal, según ha informado la concejala de Economía y Hacienda y miembro del consejo de administración de la Plaza, Ana González Pescador.

Las cuentas se han presentado hoy a los consejeros en una reunión en la que, además, se han adoptado varios acuerdos de cara a la organización de la feria taurina de este año, entre ellos, la contratación de los servicios necesarios para la celebración de los festejos.

En 2017 la cifra de negocio de la sociedad municipal Plaza de Toros ascendió a 1.321.990 euros, incluyendo tanto la feria taurina como otros dos eventos organizados en el coso que aportaron unos ingresos de algo más 13.700 euros para las cuentas de la sociedad.

La facturación por taquilla de la Feria superó los 1,17 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,6 por ciento en relación al año 2016 y una mejora de casi el 7 % con respecto a la previsión realizada en el presupuesto del ejercicio.

Además, el pasado año la Plaza obtuvo 109.719 euros en concepto de publicidad, por encima también de la cifra presupuestada (70.000 euros), y se ingresaron cerca de 13.700 euros por la venta de carne de lidia.

En cuanto a los costes, el pago de toreros y ganaderías supuso un desembolso de unos 904.000 euros, y sumados el resto de gastos, el balance final de la feria arrojó un beneficio de 67.481 euros.

Por lo que respecta a los costes generales de mantenimiento y funcionamiento de la Plaza de Toros, que la sociedad debe hacer frente con independencia de la organización o no de festejos, el pasado año ascendieron a 175.291 euros.

Por su parte, los ingresos fueron de 113.717 euros (los 100.000 euros de la aportación municipal y los 13.717 euros generados por los dos eventos organizados en el recinto), registrando por tanto un saldo negativo entre ingresos y gastos de 61.574 euros.

Este resultado se compensó con los beneficios de la Feria de Santiago (67.481), lo que ha permitido cerrar finalmente las cuentas de 2017 con un saldo positivo de 5.906 euros.

La concejala de Economía y Hacienda ha señalado que el sostenimiento de la Plaza de Toros, que es un edificio protegido, conlleva unos costes fijos de mantenimiento, conservación y funcionamiento -incluidos los tres trabajadores fijos-, independientes de la celebración o no de festejos taurinos.

Se trata, ha dicho, de unos costes que el Ayuntamiento “no puede eludir en ningún caso”, de ahí la justificación de la aportación municipal para garantizar la estabilidad y continuidad de la sociedad y el mantenimiento y conservación de la Plaza.

Por último, ha puesto en valor el impacto económico para la ciudad de la organización de la Feria de Santiago y ha recordado que  un estudio realizado por la Universidad de Cantabria cifra ese impacto en torno a los 7,14 millones de euros anuales que revierten especialmente en sectores como la hostelería, el comercio o el transporte.