La importancia de los detalles en las relaciones de pareja. Innegablemente en una relación de pareja el terreno sexual adquiere una gran relevancia, puesto que si en la cama no se da el feeling necesario y ambos no experimentan un placer mutuo lo más probable es que la intensidad del amor vaya disminuyendo hasta llegar al fatídico punto de acabar con el vínculo afectivo. Un error que acostumbran a cometer las parejas consiste en creer que la saliva o la lubricación natural de la vagina son suficientes para alcanzar un grado de satisfacción plena, pero en determinadas circunstancias y al llevar a cabo ciertas prácticas sexuales resulta imprescindible contar con lubricantes.

Un buen ejemplo es el de la penetración anal, experiencia que cada vez más individuos quieren vivir influidos no solamente por el material pornográfico que está al alcance de un clic en la red, sino también por la opinión positiva de todos los que ya lo han probado anteriormente. Muchos de ellos optan por hacer uso de la saliva para facilitar la penetración, aspecto que puede dar pie al atrevido beso negro que tanto les gusta a ellos y a ellas habiendo realizado previamente una buena limpieza de la zona, pero sin negar que el hecho de emplear el fluido propio resulta muy excitante no llega a ser suficiente sobretodo si se trata de las primeras veces. Y es que el ano debe ser dilatado poco a poco sin que la fricción con el miembro viril provoque daños en el mismo o en el recto, siendo ideal para ello utilizar lubricantes anales que puedes adquirir en www.vivesexshop.com. De esta manera el pene cede paulatinamente la zona hasta que pasa a estar preparada para recibir los envites del chico que verá las estrellas al notar tanta presión en su parte más íntima al mismo tiempo en que hace disfrutar a la fémina que no notará ningún tipo de dolor.

Pero los lubricantes también son muy importantes en las relaciones de pareja en caso de que tenga lugar sexo vaginal. La cifra de mujeres que sufren sequedad en la zona genital es bastante elevada, aspecto que puede ocasionar molestias en la penetración y desilusión por parte de ambos al verse limitados en este aspecto, provocando que la actividad sexual no sea tan frecuente como los dos desearían. La imposibilidad de que la zona sea lubricada de forma natural puede venir dada por varios factores, desde problemas psicológicos y enfermedades hasta el hecho de alcanzar una edad cercana a la menopausia o haber concebido un hijo recientemente. Sea cual sea el motivo que cause la sequedad vaginal ello no tiene por qué disminuir la actividad sexual, puesto que haciendo uso de un lubricante el contratiempo queda solucionado sin que el sexo oral esté restringido lo más mínimo. Y es que muchos de los lubricantes que existen en la actualidad son comestibles, dando pie a que el otro miembro de la pareja pueda recrearse en la mencionada área con su boca sin temor a reacciones adversas provocadas por el producto. De hecho, algunos de ellos tienen determinados sabores en concreto con tal de que la pareja adquiera los que serán del agrado de ambos invitando a los dos miembros a fundirse en un buen beso post-coital.

Anteriormente las mujeres que sufrían este tipo de adversidades optaban por hacer uso de productos que podían llegar a ser perjudiciales, pero a día de hoy es posible emplear lubricantes de base tanto acuosa como aceitosa que no causan afección alguna. Aquellos que contienen derivados del petróleo aportan una lubricación más potente y duradera, convirtiéndose en los mejores aliados tanto de los amantes del sexo anal como de las chicas que deben lidiar con sequedad vaginal. En caso de utilizar protección en la penetración es recomendable optar por los de base acuosa, ya que éstos últimos no provocan daños en el látex de los preservativos. Por otra parte, su composición conlleva una fácil limpieza evitando los residuos que inevitablemente son dejados por los lubricantes de silicona.

Son innumerables los terapeutas sexuales que inciden en la relevancia que tiene el uso de lubricantes no solamente en mujeres que por sí mismas no gozan de la capacidad de lubricar la zona genital, sino también en aquellas que no sufren sequedad alguna pero desean un aporte adicional que les dé sensaciones distintas experimentando nuevas acciones en la cama e incluso iniciándose en el sexo anal que tan placentero resulta para ambas partes. En opinión de dichos profesionales una relación que no funciona al intimar tarde o temprano acaba quebrándose, por lo que recomiendan disponer de un lubricante que evite la frustración surgida al querer hacer el amor con la persona que quieres y que ello resulte imposible. Contando con dicho producto sea cual sea el orificio del que ambos queráis gozar podréis hacerlo sin dolor para ninguno de los dos y disfrutando como nunca de todas las posturas realizadas.