La Guardia Civil rescata a cinco hombres atrapados durante toda la noche en el puerto de Lunada

Viajaban en dos vehículos, unos se vieron sorprendidos por un alud y los otros subieron a socorrerlos, quedando todos atrapados por la nieve.. Se les ha encontrado en buen estado.

Componentes del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil de Cantabria, han rescatado sobre las 13.00 horas de hoy a cinco hombres vecinos de Cantabria y de edades comprendidas entre los 25 y 50 años, tras haber pasado toda la noche en el interior de un vehículo, el cual ha sido localizado  semienterrado en la fuerte nevada caída.

Los GREIM les han sacado del vehículo que se encontraba ya semienterrado en la nieve y a pie hasta el alto de Lunada, donde efectivos de la Guardia Civil de Burgos les han recogido para su evacuación.

Atrapados

En la tarde de ayer un vehículo accedió al puerto de Lunada por la vertiente de Burgos quedándose atrapado por un alud cuando ya descendía por la zona de Cantabria. Estos solicitaron ayuda a otras personas que accedieron al lugar en vehículo, quedándose finalmente todos atrapados por la intensa nevada que estaba cayendo.

Ante la imposibilidad de llegar hasta la zona equipos quitanieves, por parte de la Guardia Civil en la mañana de hoy se dispuso un operativo de rescate, formado por componentes del GREIM de la Guardia Civil de Potes (Cantabria) y efectivos de la USECIC de la Comandancia de Burgos.

Los GREIM accedieron al puerto por la vertiente de Burgos, por donde una fresadora de la Junta de Castilla y León había estado trabajando para ir limpiando parte de la vía.

Un kilómetro antes del alto, los GREIM no pudieron continuar con los vehículos todo terreno, teniendo que transitar a pie por la nieve unos cuatro kilómetros para llegar a los atropados, los cuales se encontraban todos en  uno de los vehículos semienterrado por la nieve. El otro vehículo está totalmente enterrado.

Los GREIM tuvieron que desenterrar parte de la puerta trasera del vehículo para sacar a estas personas, facilitándoles ropas de abrigo y emprendiendo una ascensión hasta el alto del puerto, donde poco después les esperaban efectivos de la USECIC de la Guardia Civil de Burgos que continuaron la evacuación ya por carretera.