La redacción de la revista digital  CANARIAS SEMANAL destaca que el periódico conservador francés «le Figaró» dice no entender las razones de la actitud actitud mostrada por los españoles y sus medios de comunicación, en relación con la cadena de  escándalos financieros en los que se ha visto atrapado el ex monarca Juan Carlos I.

El manifiesto malestar del actual Jefe del Estado, y Rey de España, con la conducta del anterior monarca, le ha llevado a retirarle la asignación pública a su padre, el anterior Rey y renunciar a parte de la herencia.

Este nuevo escándalo de los borbones en España ha sido obviado por los españoles, mas preocupados por la salud, en estos momentos.

Y es que la corrupción se ha convertido en algo tan habitual en las altas esperas sociales españolas que pareciera que el pueblo español está vacunado contra estos escándalos y la trayectoria golfa de la saga de los borbones está asumida y consentida..

La revista canaria destaca que el periódico conservador francés «Le Figaro» se a mostrado muy extrañado con la actitud mostrada por los españoles y sus medios de comunicación en relación con la cadena de  escándalos financieros en los que se ha visto atrapado no sólo del ex monarca Juan Carlos I, sino también, indirectamente, su hijo y actual Jefe del Estado, Felipe VI.

Según el citado rotativo francés, el último escándalo del ex monarca, consistente nada menos que en 100 millones de euros que mantenía escondidos en Suiza, los españoles y sus grandes medios de comunicación han comenzado ahora a fijarse en la «posible corrupción», real, aunque el affaire no se haya visto reflejado mediaticamente en grandes titulares. El periódico francés se sorprende, igualmente, de   que  las pocas noticias aparecidas al respecto, tampoco muestren por ello «una gran sorpresa». 

En un artículo rubricado por su corresponsal  en EspañaMathieu de Taillac, este expresa que resulta  «terrible y cruel» que las actuales revelaciones del escándalo financiero tampoco parezcan estar sorprendiendo a nadie en España.

El periódico galo informa, igualmente, que las formaciones políticas EH Bildu y ERC  presentaron una Proposición de Ley en el Senado para retirar del Código Penal el delito de  injurias a la Corona, una iniciativa que posiblemente tendrá pocas posibilidades de prosperar .

«Le Figaro» explica  que la noticia sobre Juan Carlos I no ha llegado a ocupar un lugar destacado en  las portadas de los  grandes periódicos nacionales, y que apenas se habló de ella hasta que su hijo, Felipe VI, le retiró la asignación presupuestaria oficial a su padre, renunciando a percibir la parte «sospechosa» de la herencia.

Puntualiza el periódico derechista francés que sólo entonces los medios de comunicación españoles se atrevieron a empezar a hablar de la «posible corrupción» del ex monarca, pero sin mostrar tampoco un gran asombro por el hecho de que esta se haya producido.