Javier del Olmo presenta proyetyo de la anhelada terminal de carbón. La terminal de carbón podrá acoger 300.000 toneladas en su gran nave

El proyecto de esta infraestructura, que estará lista en 2006, fue presentado ayer por el Puerto y el concesionario

El proyecto definitivo de la terminal de graneles sólidos contempla una gigantesca nave de 51.000 metros cuadrados y casi 40 metros de altura (el equivalente a un edificio de unos 13 pisos) para poder albergar hasta 300.000 toneladas de carbón. Se construirá en el muelle número 1 de Raos y las obras finalizarán en junio de 2006. La infraestructura, que va acompañada de un sistema automatizado con tolvas y grúas móviles para la manipulación del mineral, fue presentada ayer públicamente por el nuevo equipo de la Autoridad Portuaria, encabezado por su presidente, Javier del Olmo y los concesionarios de la adjudicación, el grupo Dragados y ACS.

Con ese paso se dio el pistoletazo de salida a una obra que hace años viene reclamando la ciudadanía de Santander y, sobre todo, los vecinos más afectados por la carga y descarga del mineral a cielo abierto, aunque el problema de la polvorilla quedará resuelto a finales del próximo año, cuando entren en servicio las tolvas ecológicas por donde circulará el mineral.

Garantía

Del Olmo, que desde su toma de posesión ha mostrado un gran interés por solucionar de forma definitiva este problema con un proyecto iniciado durante la anterior presidencia, aseguró que la terminal estará finalizada en el segundo trimestre de 2006, pero reiteró, como ya hizo con motivo de las últimas suradas, que el problema de contaminación de la zona de Castilla-Hermida y Barrio Pesquero quedará eliminado antes con la entrada en servicio de las tolvas en diciembre de 2005.

El nuevo director del Puerto, Mariano Revestido, destacó que con la construcción de la terminal de graneles sólidos se garantiza la eliminación de forma definitiva de las emisiones que provoca la manipulación del carbón en Raos, cuando se descarga y carga a camiones y trenes. Y, es más, para resaltar el esfuerzo económico que supone dotarse de esta nueva infraestructura cuyo presupuesto asciende a 50 millones de euros, explicó que, con ese dinero, se podría construir un muelle de 1.000 metros de longitud y 13 metros de calado totalmente equipado.

Durante la presentación se recordó que los anteriores gestores del Puerto pusieron en marcha el proyecto, que se vio complicado técnicamente porque el muelle de Raos 1 es blando, ya que está hecho con rellenos que exigen su consolidación y por lo tanto no se trata sólo de levantar la nave, sino de reafirmar también el terreno.

La Autoridad Portuaria ha invertido 2,6 millones de euros en la modificación del trazado de la vía de ferrocarril y otros servicios eléctricos y de saneamiento, cuyas obras están a punto de concluir.

El director técnico de Dragados, Andrés Couceiro, compartió con el subdirector del Puerto, Javier de la Riva, las explicaciones técnicas de los mecanismos de que dispondrá la estación para automatizar la descarga y carga, el transporte y almacenamiento y racionalizar todo el proceso de embarque del mineral en camiones y ferrocarril. Couceiro admitió que el desarrollo de las obras es algo más complejo por cuanto proseguirán en esa misma zona las operaciones de carga y descarga del mineral. Dichas obras comenzarán a cobrar ritmo en la última semana de enero del próximo año cuando se ejecuten las columnas de gravas.

La descarga de los barcos se hará a tolvas ecológicas que transportarán la carga hasta la nave de almacenamiento. Alguna de las tolvas dispondrá de un dispositivo para poder cargar los camiones directamente, sin paso previo por el almacén. La capacidad de evacuación desde la nave a los camiones y al ferrocarril será en ambos casos de 1.500 toneladas a la hora. El carbón se almacenará en dos parvas de 25 metros de altura cada una, divididas en cuatro sectores de 60.000 toneladas cada uno y otros dos de 40.000 toneladas.

El presidente de ACS Servicios y Concesiones, Demetrio Ullastres, reconoció que la inversión era muy alta, de «dar escalofríos» llegó a decir y aventuró que esperaban recuperarla en los 25 años que dura el tiempo de la concesión.

Tanto los concesionarios como el equipo técnico de la Autoridad Portuaria expresaron su convencimiento de que una vez que entre en funcionamiento la terminal aumente el tráfico de graneles sólidos en Santander que el año pasado fue de 870.000 toneladas y que en el presente se acercará al millón de toneladas. Hasta el pasado mes de agosto habían entrado en Raos más de 600.000 toneladas de carbón, 300.000 toneladas más que en el mismo periodo del año 2003.

Del Olmo abogó por captar nuevos clientes para el transporte y almacenamiento de mineral fuera de la región. Hoy los principales clientes de este combustible son industrias como Solvay, Sniace, Cementos Alfa o Iberdrola.

PRESUPUESTO

Inversión total: 50.871.390 euros

Puerto: 2.655.318 euros. Corresponde a cambio de trazado de las vías de ferrocarril en los muelles de Raos 1 y 2 y al cambio de servicios afectados.

Concesionario: 48.216.072 euros Esa cifra incluye la inversión en equipos mecánicos (18.329.300 euros); obra civil (23.712.023 euros); sistemas auxiliares como equipos contraincendios y otros ( 3.873.749 euros) e ingeniería (2.300.000 euros).

Recogido en: https://www.skyscrapercity.com/