“Lo que es una vergüenza es que haya concejales que no se molesten en leerse los informes, ignoren las alegaciones municipales y desprecien el trabajo de los técnicos municipales”, afirma la edil. Recalca que el Ayuntamiento ha aplicado en todos los ejercicios el control financiero exigido por la normativa vigente y reitera que la aplicación del control posterior no entrará en vigor hasta el 1 de julio de este año. Subraya que las obras de la calle La Montañesa contaban con informes técnicos que justificaban la urgencia de la intervención para asegurar la estabilidad de edificios colindantes y la seguridad de las personas

 

06, febrero, 18.     La concejala de Economía y Hacienda de Santander, Ana González Pescador, ha opinado hoy que algunos grupos y ediles de la oposición municipal intentan “encajar con mentiras y autoengaños el chapuzón de realidad y el balance de gestión” que el equipo de gobierno puso de manifiesto en el debate sobre el estado de la ciudad.

De esta forma, ha rechazado las “manipulaciones y tergiversaciones” de los portavoces del PSOE, PRC, IU y del concejal no adscrito Antonio Mantecón en relación al informe del Tribunal de Cuentas sobre la gestión económica y el control financiero de los ayuntamientos españoles.

“Frente a los hechos, los datos, los compromisos cumplidos y los proyectos de futuro desgranados por el equipo de gobierno, otros han sido incapaces de contraponer una verdadera alternativa de ciudad y, por eso, tratan de parapetarse en falsedades y medias verdades para atacar una gestión avalada por los resultados”, ha apostillado la edil.

González Pescador ha defendido el “estricto control” ejercido en el Ayuntamiento de Santander sobre todos los gastos municipales, “ajustado siempre a la normativa vigente y apoyado en todos los casos en informes técnicos de los distintos servicios municipales”.

Según ha explicado, el propio informe del Tribunal de Cuentas refleja las alegaciones y argumentaciones formuladas por el Ayuntamiento a cada una de sus apreciaciones, aunque algunos representantes de la oposición “las hayan pasado deliberadamente por alto”.

“Lo que es una vergüenza es que haya concejales que no se molesten en leerse los informes, ignoren las alegaciones municipales y desprecien el trabajo de los técnicos municipales”, ha agregado la edil.

González Pescador ha recalcado que el Ayuntamiento ha aplicado en todos los ejercicios el control financiero exigido en cada momento por la normativa vigente y ha reiterado que la aplicación del control posterior al que se alude en el informe del Tribunal de Cuentas no entrará en vigor hasta el 1 de julio de este año.

En este sentido, la responsable de Economía y Hacienda ha aclarado que la intervención municipal ha realizado el control financiero permanente en los aspectos económicos, presupuestarios y contables de acuerdo a las pautas establecidas en cada momento por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y el Reglamento de Estabilidad para las Entidades Locales.

Asimismo, se han realizado informes de control de la morosidad y la deuda comercial, informes sobre el cumplimiento del plan de ajuste y de saneamiento, e informes de control financiero en concesiones municipales como aparcamientos públicos o el servicio de aguas, entre otras áreas.

Incluso, ha agregado, se someten a control los gastos menores, que la normativa vigente exime de fiscalización previa.

“El control y la supervisión ha sido y es absoluto”, ha apostillado la edil,  que ha cuestionado si algunos portavoces municipales que “ven opacidad y falta de transparencia por todas partes se han parado en algún momento a mirar en su entorno más cercano”.

Por lo que respecta a las obras ejecutadas en las calles La Montañesa y Río Cubas y los trabajos adicionales que fue necesario acometer, la concejala ha subrayado que contaban con informes técnicos que justificaban la urgencia de la intervención para asegurar la estabilidad de edificios colindantes y la seguridad de las personas.

Según ha señalado González Pescador, durante la ejecución de las obras para la conexión de estas calles surgió la necesidad de construir unos muros de contención que garantizaran la estabilidad de las edificaciones colindantes, una situación “imprevisible” en el momento de redactar el proyecto y que no se podía posponer ni demorar una vez detectada esa necesidad.

Por eso, siguiendo las recomendaciones de los técnicos, “se dio prioridad a la ejecución y finalización de los trabajos anteponiendo la seguridad de los edificios y las personas, que es lo que debe hacer un equipo de gobierno responsable y que toma decisiones”, ha sentenciado la edil, que ha preguntado a los portavoces de otras formaciones si ellos habrían obviado los informes de los técnicos y la urgencia de actuar.

Por último, ha resaltado que, “aunque a algunos les moleste y hasta añoren ahora a su antecesor”, la alcaldesa, Gema Igual, representa a todos los santanderinos por encima de colores políticos y ha demostrado “capacidad para dirigir la ciudad, liderar un equipo de gobierno fuerte y cohesionado, dar continuidad al modelo de ciudad y los proyectos estratégicos que estaban en marcha, e imprimir su impronta en la forma de gobernar”

Compartir