Elisa de Tiro , reina y geómetra

Elisa de Tiro era hija del rey Matán I y hermana de Pigmalión. Al morir Matán I, Pigmalión obliga a su hermana Elisa a casarse con el rico sacerdote Siqueo para robarle su fortuna. Ella se niega a revelar a su hermano el paradero de las riquezas de su marido; Pigmalión asesina entonces a Siqueo, y ella  huye con su séquito y la fortuna de su marido, llegando hasta la costa de África, a una zona poblada por la tribu de los getulos. Elisa solicita al rey Jarbas que le ceda un trozo de tierra para fundar una ciudad.

Jarbas concede a Elisa ‘tanta tierra como pueda abarcar con una piel de buey’, pensando que era una buena manera de esquivar la donación de terrenos. Hace cortar tiras muy finas a partir de la piel del animal y consigue acotar un extenso perímetro: coronada como reina de ese nuevo reino, sus súbditos la bautizaron como Dido.

Dido había resuelto un problema de matemáticas que se llama “problema isoperimétrico”: el de encontrar, entre todas curvas simples, la que encierra la mayor área. La astuta formó una circunferencia de entre 1 y 2 kilómetros y consiguió circundar una superficie de entre 10 y 25 hectáreas.