El PP acusa a Sánchez de dar más importancia en Europa al uso del catalán que al tren Santander y Bilbao

Iñigo Fernández dice que “el PSOE ha vuelto a fallar a Cantabria” con la exclusión del tren con Bilbao del Corredor Atlántico y que el PP exigirá al Gobierno de Pedro Sánchez la financiación del proyecto comprometida

Se pregunta qué papel juega Pablo Zuloaga, que solo dedica sus esfuerzos en Madrid en colocar “afines” en la Delegación del Gobierno, en lugar de defender los intereses de la región

El Partido Popular ha asegurado hoy que Cantabria está abandonada como nunca por el Gobierno de España y ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de dar más importancia en Europa al uso del catalán que al tren entre Santander y Bilbao. “El Gobierno de Sánchez ha dejado pasar una oportunidad en Europa preocupado únicamente por la cooficialidad del catalán en los debates europeos. Resultado: ni fondos para el tren ni cooficialidad del catalán. El tiempo perdido”, ha asegurado Iñigo Fernández después de conocerse la exclusión del tren rápido entre Santander y Bilbao de la red básica ampliada del Corredor Atlántico.

El diputado regional y senador autonómico se ha pronunciado así en una rueda de prensa en la que ha anunciado que el PP exigirá desde el Parlamento la financiación íntegra del proyecto comprometida por el Gobierno de Pedro Sánchez y ha criticado que desde el PSOE cántabro no se defiendan los intereses de la región.

“El panorama es desolador, no existimos. El abandono del proyecto de ferrocarril entre Santander y Bilbao es una muestra de ello, pero también el nudo de autovías de Torrelavega, la paralización de la obra de la autovía Burgos-Aguilar de Campoo o el ritmo de tortuga de la ejecución de las obras de conexión ferroviaria con Palencia. Todo nos demuestra que Cantabria está absolutamente abandonada por el Gobierno de Pedro Sánchez”, ha dicho.

Para Fernández el papel de los socialistas de Cantabria y su secretario general, Pablo Zuloaga, en todo este proceso es lamentable y se ha preguntado dónde está y qué papel está jugando cuando solo parece dedicar sus esfuerzos en Madrid en forzar destituciones en la Delegación del Gobierno para colocar a una delegada “más afín a él”.

El senador autonómico ha recordado que Cantabria quedó fuera de la red básica ferroviaria en las negociaciones del reglamento de transportes para Europa entre los años 2009 y 2010, siendo José Luis Rodríguez Zapatero presidente del Gobierno de España. Posteriormente, entre 2012 y 2013, siendo Ana Pastor (PP) ministra de Fomento, se hizo un esfuerzo en el Parlamento Europeo para vía enmiendas incluir a Cantabria en la Red Básica Ampliada que no prosperó y tampoco ha sido posible realizar esta modificación en la revisión del reglamento que se ha venido realizando en el seno de la Comisión Europea desde 2018 por la falta de implicación e impulso del Gobierno del PSOE ya que «Cantabria no está entre sus prioridades».

«El PSOE y Pedro Sánchez han vuelto a fallar a Cantabria. Nos fallaron en el pasado con Zapatero, nos están fallando ahora con Sánchez y no sabemos qué puede pasar en el futuro», ha censurado Iñigo Fernández, recordando que la posibilidad de que se desarrolle una línea férrea nueva entre Santander y Bilbao queda recogida en una “segunda división” en el marco del mapa europeo de transportes ferroviarios.

No obstante, según ha subrayado Fernández, el Partido Popular exigirá al Gobierno de Pedro Sánchez, a través de una iniciativa en el Parlamento de Cantabria, la financiación íntegra del proyecto comprometida por la anterior ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España, Raquel Sánchez, si las instituciones europeas no aceptaban incluir el tren Santander-Bilbao en la Red Básica y quedaba fuera de la posibilidad de recurrir a fondos europeos.

“Vamos a exigir que se cumpla esa promesa y que por una vez el Gobierno socialista de Pedro Sánchez cumpla con Cantabria”, ha sentenciado el parlamentario popular, quien ha apuntado que el coste de esta infraestructura supera los 2.500 millones de euros y ha criticado que desde el 31 de marzo de 2022, cuando se presentaron las alternativas para la construcción de este tren rápido, este proyecto está “durmiendo el sueño de los justos”.