Díaz recalca que no es momento de reconducir, sino de arrancar de una vez para que el reina sofía llegue a Santander

La concejala de Cultura dice que si el Gobierno quiere colaborar, lo primero que debe hacer es “dejar vía libre” para que el Ayuntamiento pueda solicitar el nuevo uso del edificio del Banco de España. “El proyecto ha dejado de estar en peligro porque lo han salvado las instituciones que siempre han creído en él sin titubeos y las que han mantenido su compromiso intacto desde el primer momento”, afirma

La concejala de Cultura y Turismo de Santander, Miriam Díaz, ha afirmado hoy que “no es el momento de reconducir, sino de arrancar de una vez” para que el proyecto de la sede asociada del Museo Reina Sofía vinculada al Archivo Lafuente llegue a Santander y eso, según dice, es lo que han hecho el Ayuntamiento y el Gobierno central en la reunión de ayer en la Secretaría de Estado de Cultura en la que el Ejecutivo cántabro les dio “plantón”.

“Ya hemos perdido demasiado tiempo por dejar que el Gobierno regional nos marcara los tiempos. Es el momento de pasar a la acción para no perder una oportunidad única para la ciudad”, ha enfatizado la edil, quien ha recalcado que ha sido el Ejecutivo cántabro el que ha “echado por tierra” todos los acuerdos, “desandando lo que se había avanzado” y “autoexcluyéndose” del proyecto.

Ahora, ha añadido, el Ayuntamiento y el Estado están ya “en el punto de partida” y si el Gobierno regional quiere colaborar, “lo primero que tiene que hacer es informar oficialmente a Patrimonio del Estado de que el Museo de Prehistoria se va a desarrollar en otro lugar de la ciudad, como han manifestado públicamente y como está proyectado, dejando vía libre al Ayuntamiento para poder solicitar de manera inmediata el nuevo uso del Banco de España como sede asociada al Reina Sofía”.

La concejala ha resaltado que la voluntad del Ayuntamiento ha sido siempre ir de la mano del Gobierno y así se lo trasladaron tanto el anterior alcalde, Íñigo de la Serna, como la actual alcaldesa, Gema Igual, al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, al que pidieron la colaboración del Ejecutivo para este proyecto estratégico para la ciudad.

Sin embargo, ha lamentado que, “salvo declaraciones de intenciones y buenas palabras, el Gobierno no ha concretado en modo alguno su compromiso y no ha hecho más que poner excusas, dar largas y retrasar el proceso hasta llegar a ponerlo todo en riesgo”.

Frente a esto, Díaz ha afirmado que ahora “el proyecto ha dejado de estar en peligro porque lo han salvado las instituciones que siempre han creído en él sin titubeos y las que han mantenido su compromiso intacto desde el primer momento”.

“Ahora sí podemos estar seguros de que el Reina Sofía, una de las mayores marcas culturales a nivel internacional que encabeza las listas de centros más visitados en todo el mundo, llegará a Santander, con todo lo que ello supone para la ciudad”, ha enfatizado la edil.

Díaz ha insistido en que “no se podía perder más tiempo” y ha recalcado que el Gobierno lleva “un año mareando la perdiz” desde que el Ayuntamiento le entregó el primer borrador del convenio; ha estado todo este tiempo hablando de “detalles técnicos y flecos legales”, y ahora sorprende a todas las partes con un documento que “vuelve del revés” todo lo acordado.

Por tanto, ha señalado que el documento remitido por el Gobierno no requería una “respuesta técnica” por parte del Ayuntamiento, como argumenta el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, sino una respuesta política, y para eso ya había una cita concertada por las tres partes este 14 de junio en Madrid de la que él decidió “desmarcarse”.

“El Museo Reina Sofía, el Estado y el Ayuntamiento hemos tenido una paciencia infinita, hemos confiado en las buenas intenciones del Gobierno regional, hemos sorteado todas las dificultades que iba planteando y hemos aceptado sus tiempos, pero lo que resulta ya inconcebible es que ahora quiera también cambiar las reglas del juego”, ha apostillado.

En este sentido, ha indicado que el documento planteado por el Ejecutivo cántabro cambiaba, entre otras cosas, la denominación del museo, que pasaría a ser de titularidad estatal, en vez de autonómica, y el Gobierno de Cantabria dejaría de estar comprometido a correr con el coste de mantenimiento del museo.

Además, se impone a la Secretaría de Estado de Cultura el compromiso de realizar aportaciones dinerarias al proyecto y se suprime la cláusula que eximía al Museo Reina Sofía de asumir gastos de acondicionamiento, mantenimiento o funcionamiento.

Asimismo, desaparece el compromiso expreso del Gobierno regional de devolver al Ayuntamiento la financiación adelantada para la Ejecución del proyecto y no queda garantizada la recuperación íntegra de las aportaciones por parte de la administración municipal.

“Eso no son ni detalles técnicos ni flecos legales, eso es romper los acuerdos previos de manera unilateral para seguir entorpeciendo y retrasando el proceso, algo que no han tenido la valentía defender en la reunión que estaba ya fijada y algo que el Ayuntamiento, por responsabilidad y por respeto a los santanderinos, no podía aceptar”, ha concluido.

RSS Últimas noticias de Cantabria