Anibal, Cartago e Hispania

Aníbal Barca. Es considerado uno de los mejores comandantes de la historia. Aunque, yo iría más lejos diciendo que posiblemente fuera el mejor comandante de la historia, por delante incluso de Alejandro y César… Me explicaré.

Para empezar, el ejército cartaginés de Aníbal eran mercenarios en su mayoría. Leales a los Barca, pero sobre todo a una paga a tiempo. El ejército romano era un ejército nacional. Con la infantería más disciplinada y motivada por ello del momento. No la comparaban con un rodillo por nada..

El ejército de Alejandro se enfrentó a uno como el persa que impresionaba más por el número que por la calidad. Un ejército este, conglomerado de tribus mal dirigidas por un Darío III falto de ideas y de liderazgo, cosas estas que sobraban en el ejército alejandrino, nacional el núcleo, veterano y cohesionado por el creador del mismo Filipo II de Macedonia, el verdadero genio político y militar detrás de las grandes victorias griegas en Asia, pero desgraciadamente poco valorado por la historia.  Los persas no hubiesen podido ganar, a campo abierto, a los griegos ni en un millón de años…

Por el otro lado, César se enfrentó a unos galos desunidos, pendencieros y poco constantes en la lucha. Sólo la etapa de Vercingetorix subió algo el nivel de los galos, pero estaban condenados de antemano a perder. El ejército romano era muy superior al galo en todos los sentidos. Luego, durante la guerra civil, se enfrentó contra un Pompeyo, para mi simplemente acabado. Su época de gloria y juventud y con ello de energía y dinamismo habían quedado atrás. Después de él, no hubo nadie a la altura en la contienda civil.

Lo único que se le puede achacar a Aníbal y se le achaca es el no haber derrotado totalmente a Roma. Es su único punto negro que se le podría poner, pero viendo el enemigo al que se enfrentaba se le podría hasta perdonar.

Pero eso no puede despistarnos y decir el ser el mejor conductor de hombres en campaña (ni un solo motín sufrió de su ejército en casi quince años de lucha en Italia), y por los geniales planteamientos en batalla.

Una pregunta ronda mi cabeza desde hace tiempo, ¿hubiese sido más beneficioso a la larga para Hispania en concreto y su cultura la victoria de Aníbal sobre Roma?.

Como dije, el ejército cartaginés estaba formado en general por tropas de mercenarios (Hispanos en gran parte), pues los cartagineses, como buenos fenicios, eran (al contrario que los romanos) marinos, no soldados de tierra. Luego, no podían ir en contra de los pueblos de los cuales obtenían recursos y sobre todo tropas, acabando de paso con sus culturas. Por ello, la libertad de Cartago hubiera sido diferente a la de Roma con sus ejércitos nacionales apenas necesitados al principio del material humano extranjero, sólo de sus recursos minerales, etc…Tal vez, el imperio de Cartago hubiese sido un imperio federado.

Además, Aníbal estaba casado con una Hispana, para estrechar alianzas, Himilce se llamaba, princesa íbera de la tribu de los Oretanos. ¿Un noble romano se hubiese casado con una Hispana, aunque fuera princesa?. Lo dudo. Se dice también que tuvo un hijo con ella llamado Aspar. Hay hasta algunos que dicen que incluso su padre estuvo casado también con una mujer de Hispania, también por motivos políticos, luego el propio Aníbal tendría posiblemente sangre hispana.

Por cierto, aprovecho en este texto para comentar un punto clave también de la táctica empleada en la famosa batalla de Cannas, (la batalla perfecta según algunos), poco comentado yo creo…Libios-Cartagineses a los flancos, no en el centro, ¿tal vez para cebar aún más a los romanos viendo sobre todo a los semidesnudos galos en el mismo?. Los Libios o Cartagineses luchaban como la falange macedonia (algunas fuentes dicen también que iban armados ‘’a la romana’’ gracias a los despojos de las anteriores batallas), luego para estar en el centro con sus picas no en los flancos, pero entonces los galos y los hispanos hubieran tenido que dividirse y colocarse a ambos flancos de la formación central, (o sea, en la posición que tuvieron los Libio-Cartagineses durante la batalla), y seguramente los romanos no hubiesen atacado con tanta confianza el centro cartaginés dirigiéndose tal vez a uno de los flancos de los Libio-Cartagineses, posiblemente contra los galos, arrollándolos, flanqueando las fuerzas libio-cartaginesas y derrotándolas.

La caballería cartaginesa, el arma más potente de Aníbal, no hubiese tenido tiempo para perseguir a la caballería romana y atacar luego por la retaguardia a su infantería. Llegaría tarde y ésta también hubiese sido batida por los romanos después de derrotar a la infantería cartaginesa.

                                                                                                          Iván Guerrero Vasallo