El alquiler, mejor opción para los jóvenes

Los jóvenes, a diferencia de sus padres o abuelos, parecen tener claro que la mejor opción a la hora de emanciparse es el alquiler. De esta forma se ahorran el quebradero de cabeza que supone para muchos una hipoteca que en el mejor de los casos tarda varias décadas en liquidarse. Para no endeudarse, el alquiler es lo más atractivo

Parecen lejanos los tiempos en el que la gente se lanzaba, sin dudarlo, a por su vivienda. Se lanzaba en forma de compra, seguramente sin calcular las consecuencias que ello tendría o, aun calculándolas, aceptando de buen grado que durante los próximos 30 años tocaría pagar mes a mes y sin retraso las letras de la vivienda que se había escogido adquirir.

Comprar por el hecho de poseer un hogar en un futuro e incluso dejarlo a los hijos o descendientes era el argumento esgrimido por los muchos que optaron por esa legítima opción que, sin embargo, va perdiendo adeptos con la llegada de nuevas generaciones a las que por la cabeza les pasa otra cosa que endeudarse, prácticamente, de por vida.

Los jóvenes lo prefieren a comprar

Alquilar es para muchos comprar su libertad. Si un día no puedes pagar la mensualidad, llamas al propietario y te vas por donde has venido. Si un día decides irte a vivir a otra ciudad, al extranjero o simplemente sale un apartamento situado en una mejor localización, haces las maletas y te vas.

Lo cierto es que acceder a una vivienda para los jóvenes tampoco es que sea lo más sencillo del mundo. Entre lo que exigen los bancos, los créditos que hay que solicitar y los distintos factores económicos que no invitan a pensar en estabilidad, sólo unos pocos elegidos deciden ir por la vía de la compra.

Hoy en día será por oportunidades de propiedades en alquiler atractivas en cuanto a precio y características. Alquileres de inmuebles en Uruguay como apartamentos monoambientes y de un dormitorio son lo más demandado, tal y como apunta InfoCasas, empresa líder y referente de las inmobiliarias online.

En este sentido, para todos aquellos jóvenes que deciden abandonar el hogar de sus padres, un alquiler es mucho más asequible que una compra. Entre otras cosas, el arrendador o inmobiliaria en cuestión le exigirá menos papeleos. Los jóvenes, además, por el hecho de serlo reciben algunas ayudas que pueden serles beneficiosas para afrontar los gastos que supone vivir de alquiler.

En el portal referente en Inmuebles, es muy sencillo encontrar las mejores opciones en propiedades para alquiler. Se trata de hacer un breve filtrado entre lo que andemos buscando. A la opción del alquiler habrá que sumarle qué tipo de propiedad (si una casa, un apartamento, una oficina, un negocio, etcétera) y la ubicación de la misma.

A partir de ahí, encontraremos un buen abanico de resultados que también pueden ordenarse de menor a mayor precio o por los últimos en salir anunciados. Sea como sea, se trata de encontrar la fórmula que confirme que los alquileres en Uruguay son garantía de rentabilidad. Al menos, a corto plazo, sin duda la que más aprecian los jóvenes y los hoy denominados millennials, que prefieren vivir sin el cobijo de sus padres.

Alquilar de manera conjunta

Otra opción que también está muy de moda es la del alquiler conjunto. Entre varios jóvenes, estudiantes o trabajadores, alquilan una vivienda con distintas habitaciones que a su vez pueden también alquilarse para cubrir los gastos. Entre las condiciones que ofrecen a los futuros inquilinos se encuentra la de disponer de luz y agua, internet y calefacción, por ejemplo, dentro del mismo precio.

Y es que a pesar de que alquilar es una magnífica opción, tampoco hay que olvidar los gastos que ello conlleva para una persona, por lo que también es importante disponer de una estabilidad económica antes de llevarlo a cabo.

Entre luz, agua, distintas facturas, gasolina, comida y el propio alquiler, dependiendo en qué zona se encuentre y lógicamente, cuanto se pague de mensualidad, los gastos pueden ser altos, por lo que lo ideal es hacer un cálculo previo con los ingresos que uno puede percibir y comprobar que le cuadra.

Desde luego que comparándolo con la compra de una vivienda sí que es más rentable y provoca menos dolores de cabeza, además de la libertad y tranquilidad que supone no estar preocupado por si durante los próximos 30 años tendrás trabajo o no. Pero como todo en esta vida, cualquier decisión importante debe ser meditada y bien pensada antes de llevarse a cabo para evitar sorpresas. El mundo de los alquileres de viviendas tiene sus propios códigos y dar con unas condiciones apropiadas no siempre ocurre a la primera. Así que lo ideal es buscar y buscar, sin prisas, hasta encontrar la mejor opción en todos los sentidos