A la familia de Revilla no le gustó su decisión de seguir en política