Las mascotas son nuestros fieles acompañantes en el hogar. Ellos se han convertido en un miembro más de la familia, por esta razón, cada vez son más las personas que cuentan con uno en casa. Sin embargo, es fundamental que los propietarios de animales de compañía sepan cómo cuidarlos y tomar en cuenta medidas para prevenir una zoonosis.

Las enfermedades zoonóticas son aquellas infecciones o enfermedades propias de los animales que pueden transmitirse a los humanos. Algunas de estas afecciones son muy frecuentes y han adquirido mayor relevancia por factores como el aumento de la población, desplazamiento interno y externo de mascotas, entre otros. Estas enfermedades pueden ser provocadas por virus, bacterias, parásitos y hongos. 

Mecanismos de transmisión 

Es preciso mencionar que tanto los animales salvajes como los domésticos pueden transmitirlas. Los propietarios de animales domésticos pueden contagiarse de manera directa, por medio de secreciones o deposiciones, también por artrópodos, tales como garrapatas, pulgas o ácaros, o través del contacto con los animales contaminados, vivos o muertas. También pueden contagiarse de manera indirecta, por contacto con el agua, tierra, moscas y mosquitos. 

Principales zoonosis transmitidos por perros y gatos

Dentro de las enfermedades más peligrosas se pueden destacar la rabia, una enfermedad zoonótica viral, de tipo agua e infecciosa, y la toxoplasmosis, una afección altamente riesgosa para las mujeres embarazadas. La leishmaniosis, que es transmitida por mosquitos y se puede presentar de dos formas, lesiones de piel o lesiones de órganos. 

Asimismo, la sarna es transmitida por un ácaro, los animales que padecen la enfermedad la pueden transmitir por contacto. Los parásitos intestinales, que son adquiridos por la ingestión de huevos en heces infectadas. Si un humano la ingiere accidentalmente, puede generar quistes oculares. La ehrlichiosis canina, transmitida por garrapatas y puede producir anemia, baja de plaquetas, fiebre y malestar general. 

Importancia de mantener la higiene en las mascotas 

La higiene es fundamental porque de ella depende directamente el estado de salud. Si la mascota se expone periódicamente a dar paseos al aire libre, jugar en la arena o estar con otros animales, debe ser obligatorio llevarlos a bañar para evitar las pulgas, garrapatas u otra enfermedad.  

Sin embargo, la higiene no solo se debe al baño, sino que conlleva otros cuidados, tales  como higiene bucal, limpieza de oídos, corte de uñas. Luciana Monzon, portavoz de REVIEWBOX, menciona que podemos abastecernos de recursos para mantener una dentadura limpia de la mascota. Muchas veces las personas evitan los lengüetazos amorosos de sus mascotas por el mal aliento que sale de sus bocas, y también porque puede haber suciedad y bacterias acumuladas. 

Por esta razón, las empresas fabricantes han puesto a nuestra disposición alternativas como pastas caninas que mantienen la higiene bucal de los perros. Estos recursos no solo sirven para eliminar los malos olores bucales, sino que trabajan directamente con la salud del animal. No obstante, para cuidados más especiales como cortes de uñas o pelo, llevarlos a una peluquería canina o felina puede ser ideal.