VOX saca sus pistolas. La denuncia de «nuevas religiones… la hembrista, la ecologista…» el amor y la defensa del dictador. La emigración, la xenofobia, la homobia fueron los argumentos del lider de la extrema derecha en su reunión de ayer.

Ataques a las «manadas de inmigrantes y defensa a la manada de los españoles violadores de Sevilla»

Ataque a los «violadores, maltratadores y asesinos socialistas, desde su origen»

Estas balas de odio fueron disparadas ayer en Vista Alegre por el lider de la extrema derecha española que, en su día, justifico ir siempre acompañado de esta pistola Smith and Wilson y defender la tenencia y el uso de las armas por los españoles.

Lo cierto es que nuestro grupo de comunicación no suele mancharse con las opiniones de esta secta casposa pero el acto que ayer reunió en Vista Alegre a 13.000 radicales de extrema derecha nos ha llevado ofrecer un pequeño resumen de las atrocidades de este político criado en el PP y ahora liderando el movimiento de extrema derecha española.

La añoranza de aquellos miles de españoles que abarrotaban la Plaza de Oriente durante las apariciones del dictador, y sus cachorros, tiene ahora un partido que les agrupa y enaltece con soflamas guerreras y antisociales.

Ciertamente que los representantes de esta secta totalitaria en Cantabria, se muestran muy educadamente en Ayuntamientos y Parlamento, al ser una ínfima minoría, al tener bastante mas materia gris que su lider nacional pero, en definitiva, pertenecen a esa organización que ofrece loas al odio hacia el extranjero y los colectivos minoritarios de la sociedad mientras ensalzan el recuerdo al franquismo.

Retorno al PP

Todos los pronósticos auguran la caida de esta secta xenófoba y racista en las póximas elecciones retornando el voto de la mayoría de los electores de derecha hacia el PP. Afortunadamente el radicalismo de sus lideres nacionales les ha colocado fuera de juego en la nueva España que camina por la senda de la solidaridad social, el diálogo y el entendimiento entre todos los ciudadanos.

Antonio Mora