La irreverente revista francesa Charlie Hebdo ha cargado contra los independentistas catalanes analizando lo anacrónico de sus posiciones “Si existen unas 200 lenguas en Europa ¿por qué no crear 200 nuevos países? ¿Y por qué no proclamar tantas declaraciones de independencia como el número de quesos y de vinos que hay en Europa?”, ironiza.

Charlie Hebdo, ridiculiza habitualmente los planteamiento independentistas “¿Cómo se dice democracia en catalán?” recordando que todo el proceso del referéndum se ha realizado saltándose a la toreara las leyes, incluso las creadas por ellos mismos en el Parlamento de Cataluña.

También  otros artículos “Independencia, modo de empleo” o el último “Idiotez o muerte” ofrecen una feroz burla al denominado “procés” catalán. Para la revista satírica francesa más irreverente, el “procés” es una farsa que ha generado una especie de admiración absurda en ciertos sectores de la izquierda europea que no son conscientes y advierte, en su editorial, que detrás de una palabra tan “altisonante” como la independencia “se esconden preocupaciones a veces menos nobles” en clara alusión al intento de desviar la atención sobre la corrupción política de la familia Pujol y todo el movimiento catalanista nacido de la extorsión del 3% a empresarios.

La editorial añade “Como con la Liga Norte en Italia, son siempre las regiones más ricas las que la reclaman” “Casi parece escucharse la voz de la despreciable Margaret Thatcher (diciendo) ‘quiero que me devuelvan mi dinero”, “¿De qué destino trágico quieren liberarse los catalanes hoy?”, “La independencia de Cataluña no tiene como objetivo liberar a esta región de una tiranía que ya no existe, ni de permitir que la economía prospere, puesto que ya lo hace y, menos aún, para obtener el derecho de hablar una lengua autorizada desde hace mucho tiempo”, “La obsesión identitaria que se extiende por Europa como el moho sobre la fruta toca la extrema derecha, pero también la izquierda. Porque el nacionalismo de derechas y el nacionalismo de izquierdas tienen un punto en común: el nacionalismo”, afirma la editorial de Charlye Hebdo.

La revista de la izquierda irreverente francesa expone a las claras lo que en España pocos se atreven a afirmar para no molestar a ciertos progres y mantener en silencio a los corruptos catalanes que amenazaron al Estado.

¿Hemos olvidado que Pujol afirmó que si él caía haría tambalearse al Estado?, parece que el pueblo y la prensa sí pero la clase política y la monarquía lo tiene muy presente, por ello jamás osarán poner el dedo en la llaga de la idiotez catalana como hace la revista satírica francesa y se limitarán a contemporizar y aumentar los beneficios presupuestarios para Cataluña.