El presidente de CEOE-Cepyme Cantabria, en declaraciones a la cadena Ser, ha mostrado su disconformidad con la actuación del Ejecutivo en materia industrial. También ha criticado el estado que vive Sodercan tras la dimisión de Salvador Blanco: «Está perdida, es inexistente ahora mismo», ha manifestado. “Lo que no puede ocurrir es que por esta paralización la comunidad se acabe estancando y la gruta cada vez sea más profunda”.

 

El presidente de CEOE-Cepymme Cantabria, Lorenzo Vidal de la Peña, y actual presidente nacional de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), ha manifestado, en declaraciones a la Cadena SER, que «el Gobierno de Cantabria está durmiente en el ámbito empresarial».

Vidal de la Peña ha hecho estas declaraciones después de que el grupo parlamentario de Podemos pidiese esta misma semana, a través de una Proposición No de Ley, la constitución de un grupo no político para establecer un plan industrial en Cantabria. Algo que él ha manifestado desde el primer momento.

El presidente de CEOE-Cepyme ha asegurado en

la entrevista a la cadena Ser, que al Gobierno regional “por un oído le entra y por otro le sale”. “La inoperancia del Gobierno es absoluta. Es una situación durmiente en el ámbito empresarial y de totalmente inexplicable. Te siguen sorprendiendo”, ha asegurado.

Lorenzo Vidal de la Peña pidió comparecer en el Parlamento para explicar su postura, pero la petición le fue negada. “Ni siquiera se nos escucha”. Tampoco ha podido reunirse con los representantes del gobierno. “Son gente ocupada, no sé exactamente en qué –dice- pero deben serlo”.

Aprovechando el conflicto catalán, que ha derivado en la ‘fuga de empresas’, ha revelado que desde CEOE se propuso una reunión “para ver la posibilidad de acoger a esas empresas” igual que se hizo tras el Brexit. Sin embargo, “el Gobierno desestimó la participación” ya que parece que “no hay ningún interés y no lo consideran oportuno”. Para Vidal de la Peña, esta fuga abriría un “paquete de posibilidades para los que quisieran venir a Cantabria” y esto sería una gran “oportunidad para que Cantabria figure en el mapa de acogida de empresas y puestos de trabajo”.

Además, ha aprovechado para hablar sobre la situación que atraviesa SODERCAN tras la dimisión de Salvador Blanco. “Está perdida, es inexistente ahora mismo y no sabemos dónde está ni cuándo volverá”, ha declarado.

El presidente de la CEOE considera que esta “descolocación” del Gobierno “conlleva la duda y la paralización de decisiones necesarias para que continúe el desarrollo y el escaso crecimiento que estamos teniendo”. “Lo que no puede ocurrir –continúa-  es que por esta paralización la comunidad se acabe estancando y la gruta cada vez sea más profunda”.

Por último, ha asegurado no confiar en el Ejecutivo sino “en la persistencia del empresariado de la región”.