La creación de una Empresa Pública Eléctrica acabaría con las subidas como la que van a afrontrar ahora los cántabros

La creación de una Empresa Pública Eléctrica, propuesta de Podemos en caso de gobernar, una apuesta que lleva en su programa acabaría con las subidas como la que van a afrontar ahora Cantabria y otras 9 comunidades y que supondrá, al menos, una subida de un 2% del importe total abonado en el recibo de la luz en el año 2013 y que afectará a los hogares y a la industria.

Cantabria se encuentra entre las 10 comunidades en las que se aplicará esta subida, dando cumplimiento así a una orden legislativa que repercute en los clientes una tasa que se cobró a los agentes del sector en 2013. El cliente abona así la tarifa de acceso en el recibo para hacer frente al coste de redes y otros cargos del sistema.

Ni la industria de Cantabria (que ve afectado su coste energético restándoles competitividad), ni sus hogares, explica el portavoz de Podemos Luis del Piñal, pueden seguir haciendo frente a estas subidas. “Los peajes de las eléctricas ahogan a nuestra comunidad, por eso se hace necesario un replanteamiento total que permita que sea el Gobierno quién lleve el rumbo de los suministros del país y no las empresas de suministros, caladeros de los políticos del bipartidismo cuando finalizan su etapa política”

La Empresa Pública Eléctrica sería de titularidad 100% pública y promovería la colaboración entre los distintos niveles de la Administración. Su misión sería garantizar la transición energética hacia un modelo sostenible, basado exclusivamente en el desarrollo de las energías renovables.

España es el quinto país de la Unión Europea con los precios de la electricidad más altos. La factura de la luz para los consumidores domésticos se incrementó de media en 2018 en un 2.5%, por encima de los salarios (1.75%), las pensiones (1.7%) y la inflación (1.2%). Según datos de FACUA, desde 2003 a 2018, 15 años, el recibo medio de la luz subió un 92%.