Pedro Casares, que ha visitado El Alisal con la campaña de escucha activa con la que recorre Santander, asegura que los vecinos no piden “grandes proyectos para sus barrios” sino pequeñas actuaciones concretas que mejoren las zonas en las que viven. El líder socialista pide que se adopten medidas de accesibilidad en las áreas de juego infantil para que los niños con discapacidad puedan jugar “en condiciones de igualdad”

El secretario general del PSOE y portavoz municipal en el ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, quiere que Santander sea una ciudad más sostenible social y medioambientalmente.

 

Casares cree que hay que apostar por hacer una ciudad más amable con iniciativas como los huertos urbanos que pidieron poner en marcha los vecinos de El Alisal hace años. “Una iniciativa vecinal que pusieron en marcha y que está funcionando con éxito” dice.

 

Durante la visita al barrio que ha realizado el líder socialista, con la campaña de escucha activa con la que lleva toda la legislatura recorriendo Santander, ha compartido con vecinos y vecinas de la zona sus inquietudes y necesidades para mejorar el barrio.

 

En este sentido, el líder socialista afirma que los santanderinos no piden “grandes proyectos para sus barrios” sino actuaciones concretas que mejoren las zonas en las que viven como son la mejora de la limpieza viaria, la asiduidad y horarios de la recogida de residuos o dotar de más mobiliario urbano, como bancos y papeleras, las calles.

 

“Debemos hacer una ciudad que dé respuesta a las necesidades de la gente, atendiendo a las especificidades de cada barrio pero sobre todo intentando mejorar la vida de las personas con pequeñas actuaciones haciendo barrios más habitables para todos” subraya.

 

Por otra parte, Casares pide que se adopten medidas de accesibilidad en las áreas de juego infantil para que los niños con discapacidad puedan jugar “en condiciones de igualdad”. Una propuesta, que como ha recordado el edil, el PSOE presentó en 2015 para mejorar la accesibilidad y supresión de las barreras y obstáculos físicos o sensoriales en las áreas de juego infantil y adaptarlas para que los niños puedan jugar “en condiciones de igualdad”.

 

El líder socialista quiere que se eliminen barreras arquitectónicas y obstáculos en las áreas de juego infantil, a la vez que se cubren áreas infantiles de juego, como la situada en la calle Los Encinares, que se anunció en septiembre de 2017 y esta terminándose ahora.

 

“En una ciudad como Santander, donde las condiciones meteorológicas no siempre permiten estar en la calle por la lluvia y el viento, cubrir los parques infantiles es una buena medida que habían pedido también los vecinos”.

 

Por último, Pedro Casares ha señalado que el ayuntamiento debe mejorar y ampliar el mobiliario urbano, “revisar y reparar las aceras y viales, haciéndolos también accesibles” para personas con movilidad reducida, personas mayores y también para las familias jóvenes con hijos pequeños y mejorar la red de alcantarillado de la zona.