El próximo lunes, 30 de septiembre, se llevará a cabo el lanzamiento contra una familia residente en Renedo de Piélagos.

El demandante es el fondo buitre Desarrollos Las Peñicas, vinculado a Liberbank.

Pocos días después, el 3 de octubre, está previsto otro desalojo en El Astillero, también debido a una demanda de Desarrollos Las Peñicas.

El juzgado de primera instancia nº 4 de Santander mantiene el lanzamiento programado para el lunes 30 de septiembre a las 10 horas contra la familia de Renedo de Piélagos, formada por Rubén y Tamara, así como sus dos hijos, de nueve y seis años de edad.

Anteriormente, se pudo paralizar el desahucio pero esta vez no ha sido posible ya que se han agotado todos los procedimientos y plazos judiciales. Hasta hace poco, la pareja se encontraba en situación de desempleo, pero Rubén encontró trabajo en un ayuntamiento de Cantabria hace escasos meses.

Sin embargo, el puesto de trabajo desaparecerá en el mes de octubre. La familia tenía un contrato de alquiler firmado en 2013 con el anterior propietario; el cual, perdió el piso en una ejecución hipotecaria por falta de pago y la vivienda pasó a Liberbank, que se la cedió posteriormente a la sociedad inmobiliaria Beyos y Ponga, y, finalmente, terminó en manos de Desarrollos Las Peñicas. La demanda se presentó por una deuda de 1.000 euros.

La plataforma Stop-Desahucios ha convocado para el lunes 30 de septiembre a las 9 horas una movilización en Renedo de Piélagos con objeto de parar el desahucio.

Contactos entre Las Peñicas y la D.G. de Vivienda

Fuentes de la plataforma informan que han esperado hasta ahora para convocar la movilización antidesahucios porque pensaban que se iba a suspender ayer viernes: “Nosotros no hemos podido contactar con el fondo pero ha habido conversaciones entre el responsable de Las Peñicas y la directora general de Vivienda, Eugenia Gómez de Diego para paralizar el desahucio.

Por ahora, sin resultados satisfactorios. De hecho, no entendemos tanta demora del fondo para tomar una decisión en un sentido o en otro. Están dando largas a la responsable de Vivienda y no entendemos por qué”.

Por otro lado, la plataforma informa que la familia y la plataforma tienen muy avanzadas las negociaciones para la obtención de un piso de alquiler social, ya sea en Gesvican o en un ayuntamiento de la zona. “Pero para ello, es obligado primero paralizar el desahucio”, aclaran las mismas fuentes.

Otro desahucio en El Astillero el jueves

El segundo lanzamiento es también por impago de alquiler. En este caso la demanda de ‘Desarrollos Las Peñicas” iba dirigido a una familia de cuatro miembros: Lilian, su hijo, su nuera y su nieto de dos años.

Lilian trabaja en el sector de limpieza y su salario oscila entre 600 y 800 euros al mes. Con ese dinero tiene que mantener a los cuatro miembros de la familia. Según fuentes de la plataforma, la situación de Lilian es diferente y todavía habría alguna posibilidad para suspender el desahucio. Por ello, el lunes presentarán nuevo escrito en el juzgado de primera instancia nº 3 de Santander para parar el desalojo.