El Equipo Técnico de Podemos Cantabria ha decidido desvincular políticamente al partido  del Grupo Parlamentario y tras la desvinculación de Verónica Oedoñez, desaparece el grupo parlamentario.

La causa son los últimos acontecimientos de la formación morada en Cantabria.

Podemos Cantabria afirma “nada tienen que ver con el tipo de política que Podemos ha venido a hacer. A partir de hoy, y puesto que los diputados que no reconocen las decisiones de los órganos directivos del partido no abandonan su acta, el Grupo Parlamentario deja de representar la política de la organización en nuestra Comunidad Autónoma”.

En su comunicado Podemos Cantabria sigue: “La coherencia con los principios ideológicos y éticos de nuestra organización y la voluntad de anteponer la defensa de los intereses sociales de los cántabros y cántabras a sillones y ámbitos de poder, ha obligado a tomar esta decisión al Equipo Técnico”

No es nueva la lucha cainita en Podemos Cantabria. Desde la misma formación del partido, las luchas intestinas por el control y el “sillón” han marcado la existencia del partido que llegó “para regenerar” a lo que llamaban “casta política” a la que rápidamente se han acomodado.

Ahora Podemos Cantabria ha comenzado, de nuevo, a trabajar para reparar la imagen y poder centrar sus esfuerzos en resolver los problemas de los cántabros y cántabras que les votaron al estar seguros de que otra Cantabria era posible.

Los nuevos dirigentes afirman que “De nuevo, volvemos a poner el foco en la gente y comenzamos a trabajar para hacer realidad el cambio político que necesita nuestra Comunidad, una Cantabria feminista, social, igualitaria y digna”

Ademas DM informa que la diputada Verónica Ordóñez, cuya suspensión de militancia ha sido revocada, ha anunciado que planteará a la gestora abandonar el grupo parlamentario, porque considera que es su «única opción» en estos momentos.

Ordóñez ha anunciado que va a trasladar este mismo lunes al equipo técnico su decisión de abandonar y si la gestora la respalda, presentará su solicitud este martes en la Cámara.

Esto supone, de facto, la desaparición del grupo parlamentario, al pasar ella a convertirse en una diputada no adscrita y sus hasta ahora compañeros de escaño pasar a integrarse en el grupo mixto, junto a Juan Ramón Carrancio y Rubén Gómez (Cs). Esta decisión obligará a la mesa del Parlamento a plantear en su próxima reunión, una serie de cambios, tanto en la distribución de los grupos, como a la hora de comparecer y desarrollar el trabajo de la Cámara