Al igual que ningún hogar es realmente actual estos días sin un plato giratorio y una creciente colección de discos de 12 pulgadas, hoy destacaremos también la gran acogida que en nuestras paredes y ventanas, el vinilo, además ha vuelto a nuestras vidas cargado de cambios que no dejaremos de valorar a la hora de decorar o redecorar nuevas estancias de la casa.

El material superficial de las cocinas y de los cuartos de baño, visto desde los años setenta, pegajoso, plastificado, limpio y descarado, se aprecia por sus atractivas cualidades táctiles y sorprendentemente sutiles, así como visuales.

A día de hoy, disponemos de estos en innumerables acabados, patrones y colores para adaptarse a cada habitación de nuestra casa, por regla general suelen adquirirse en prácticos  rollos de diferentes tamaños, medidas y fácil instalación. .

Grandes cambios en materiales, formas y superficies

La tecnología actual ha convertido los revestimientos de vinilo en productos de alta calidad y finamente acabados que a menudo se imprimen y graban en relieve creando digitalmente sofisticadas superficies en 3D , desde pisos realistas de madera, espectaculares fotomurales, hasta paredes cubiertas de impresionantes franjas de delicadas plumas, y todo lo que puedas imaginar, siempre con una apariencia muy natural, con el que consiguen  proporcionarnos  un gran abanico de posibilidades, formas,texturas, colores… todo ello con grandes ventajas frente a los materiales que simula, tanto en mantenimiento como en costes o instalación.

“Los papeles pintados de vinilo son brillantemente lavables, resistentes a la luz y extremadamente duraderos, por lo que, desde un punto de vista práctico, tienen mucho que aportarnos”, dice Magdalen Jebb, director creativo de Lewis & Wood.

El vinilo también ha experimentado en esta última década, un gran eco-cambio, siendo en la mayoría de los casos fabricados con nuevos materiales y tintas, reciclables y de mayor calidad, buscando un desarrollo sostenible y ofreciendo al cliente mayores ventajas y mejores características.

Del aceite al agua, buscando la máxima sostenibilidad

Durante décadas, fabricantes de  vinilos habrian estado imprimiendo estos con tintas a base de aceite, generando este un gran impacto medioambiental que ello genera, por lo que a día de hoy, la mayoría de vinilos que  nos ofrecen,son nuevos vinilos, fabricados con nuevos materiales, entre ellos tintas a base de agua, y nuevos plásticos completamente reciclables.

Vinilos pintados de la declaración

“Los clientes deben comprobar que el vinilo que compran esté libre de ftalatos”, aconseja Mark Findlay, fundador de la firma de pisos Harvey Maria, que recientemente encargó al diseñador Neisha Crosland crear un rango que se asemeja a los azulejos en colores como el geranio rojo y el mimosa amarillo.

Hace aproximadamente 10 años, el papel pintado del vinilo fue perdiendo su protagonismo con el papel pero ahora viene con un forro más fuerte, tela no tejida, y aunque el vinilo puede no ser biodegradable, es reciclable, nuevas características que consiguen hacer mucho más atractivo y actual este gran aliado decorativo.

Grandes marcas, como la marca sueca de pisos Bolon, respalda  y certifica todos sus productos con materiales reciclados. Al igual que otros, han creado una nueva colección de vinilos tejida con encajes delicados y patrones de tejido, trabajando con el conocido dúo de diseñadores de gran actualidad, como  Doshi Levien. Todo ello, siempre desde una fabricación mucho más concienciada con el medio ambiente.

A su vez, nos abren otro universo de posibilidades decorativas con  los vinilos para cristales, destacando su gran versatilidad para deleitarnos con sus explosivas y asombrosas formas, texturas y colores, en aquellas estancias del hogar que gocen de una mayor iluminación.

También podemos valorar la posibilidad de utilizar otros formatos como el papel tapiz.

Este puede darnos respuesta para un elegante cambio de imagen a cualquier estancia del hogar.

Este es otro componente decorativo que en los últimos años tampoco pasa nada desapercibido, del mismo modo que con los vinilos han sufrido una revolución, respecto a sus componentes, formas, texturas… el papel tapiz también se revela para ofrecernos un sinfín de posibilidades a la hora de dar luz, color, amplitud, calidez y versatilidad a cualquier estancia de nuestra casa.

Auténticas obras de arte

Y es que con papel tapiz, a dia de hoy podemos encontrar maravillas, desde espectaculares y muy realistas murales en tres dimensiones para los más pequeños, cómo podemos crear cálidas estancias con fondos geométricos, o de grandes líneas, bandas de colores, incluso texturas que permitan dar una nueva sensación de amplitud, iluminación o altura.

Ya sea con vinilos plásticos, vinilos para cristales, vinilos pintados o papel tapiz, queda claro que es una gran e infinita posibilidad decorativa la que a día de hoy podemos encontrar en estos “nuevos” papeles y vinilos. Además de contar con grandes ventajas como su fácil limpieza, gran durabilidad, incluso en muchos casos su propia instalación.