Travelgénio cumple @travelgenio

Me veo moralmente obligado a escribir este artículo para agradecer a TRAVELGENIO la magnífica resolución de una crisis en su servicio de community manager.

Todo comenzó con la reserva de un viaje a Santiago de Cuba que estuve intentando realizar durante toda una mañana y que en reiteradas ocasiones no conseguía finalizar pues mi banco no autorizaba el pago a través de mi tarjeta. Lo intenté a través de varias páginas y no hubo forma, entre ellas TRAVELGENIO que fue la que mejor precio me ofrecía.

En vista de las tres horas que llevaba intentado adquirir mi vuelo a Cuba, sin conseguirlo, me puse encontacto con un hermano cubano, un babalao residente en Bilbao al que hace años le propicié su residencia española, como mi asesor en los programas de radio y televisión sobre las culturas populares cubanas. Le expuse el caso y con buen criterio, Lázaro me dijo “Hermano cuando eso sucede, lo mejor es dejarlo para otra ocasión,  porque suele deberse a contratiempos que te esperan. Guarda el dinero que ibas a gastar y espera mejor ocasión o cambia de destino”. ¡Santa palabra!, para mi Lázaro es un hermano babalao negro que respeto y admiro hace 30 años como una persona con tremenda sabiduría y criterio. Sin pensarlo más lo dejé para mejor ocasión…

Todo esto había sucedido un miércoles, tan solo la empresa TRAVELGENIO se puso en contacto ese mismo día conmigo a través de un correo electrónico para comunicarme que mi reserva no había sido confirmada por mi banco pero que seguirían a la espera de una posterior autorización. Y aquí quiero hacer una advertencia a mis lectores pues yo contesté a ese correo de forma automática pero no observé que la dirección de ese correo era un notreply@….. Y eso provocó que el correo en el que yo respondí que abandonaba la idea de viajar no llegó de forma conveniente a TRAVELGENIO.

La compañía siguió en su intento de complacer mi solicitud inicial y lo consiguió, comunicándome el jueves que ya tenía reservado mi billete con Cubana de Aviación pero yo estaba de viaje y hasta el viernes no vi el correo en que se me adjuntaba mi billete electrónico. Me puse en contacto con la compañía para reclamar y lógicamente asumir los gastos de anulación y denuncié, a través de Twitter lo sucedido. En realidad la reserva se había realizado tras mi desautorización por correo pero aceptaba el equívoco, y acepté el coste de 160 euros… aunque denuncié, como he apuntado, la historia en Twitter y… benditas redes sociales. TRAVELGENIO se puso en contacto conmigo para comunicarme que se había revisado mi expediente y me devolvían todo el coste del billete sin ningún tipo de de gasto para mí.

Lo cierto es que al haber sido profesional del turismo en mis tiempos mozos había asumido como mal menor que tendría que asumir el gasto de la anulación del billete electrónico con la compañía de aviación y me ha sorprendido como TRAVELGENIO se ha responsabilizado de todos los gastos por ello doy mi testimonio afirmando que TRAVELGENIO cumple sobremanera con sus clientes y además de ofrecer precios super competitivos tiene un servicio postventa excepcional