La portavoz de Educación del PP recuerda que la Consejería ha incumplido su acuerdo con la Junta de Personal Docente y la Orden que fija el calendario escolar, ya que numerosos centros de la región comenzarán las clases con retraso.

La portavoz de Educación del Partido Popular de Cantabria, Mercedes Toribio, ha criticado que el consejero Ramón Ruiz celebre públicamente la ‘normalidad’ con la que en su opinión ha arrancado el curso escolar “a sabiendas de que no es cierto” puesto que “desde el propio Servicio de Inspección de la Consejería se está recordando a los centros la obligatoriedad de que el 19 de septiembre se estén impartiendo las actividades docentes correspondientes a ESO y Bachillerato a jornada completa”.

La parlamentaria del PP recuerda que el acuerdo suscrito por la Consejería de Educación con la Junta de Personal Docente y la Orden ECD/682016 de 15 de junio fijaban el inicio del curso de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional para hoy lunes 12 de septiembre, sin embargo -continúa Toribio- “vemos que, tal y como habíamos anunciado, no se ha cumplido tal previsión” puesto que numerosos centros de la región iniciarán el curso con retraso.

Mercedes Toribio ha señalado que según la información que recibe de los propios centros “en esta situación se encuentran en torno al 90 por ciento de los institutos de la región, lo que nos permite afirmar que las clases van a empezar entre el 19 y el 23 de septiembre, lo que supone un flagrante incumplimiento del nuevo calendario lectivo”. Por lo tanto –ha agregado- “para entre 25.000 y 30.000 alumnos de ESO, Bachillerato y FP el calendario escolar de este curso es un supuesto incumplible”.

“Lejos de salir a pedir disculpas y explicar los motivos de tal incumplimiento, y las medidas que se van a adoptar para poder cumplir los 175 días lectivos fijados por la normativa europea, el consejero se felicita por la normalidad”, ha lamentado la diputada del Partido Popular.

Para Mercedes Toribio, cuando el consejero ha hablado de ‘pequeñas distorsiones’ en algunos institutos de Secundaria que no han podido empezar a impartir las clases este lunes, tendría que haber hablado de “caos absoluto e improvisación”.

“Dice el consejero que, como marca el calendario y de acuerdo con las instrucciones de la Consejería, sí habrá actividad en todos los centros, pero eso no es más que un engaño. Las jornadas lectivas tienen que ser con alumnos, no de simple actividad en los centros. Que explique cómo participan los alumnos en esa actividad”, ha señalado Toribio, quien se ha preguntado si pueden considerarse actividad lectiva normal las presentaciones que se están celebrando aunque los alumnos sólo estén en los centros media hora en toda la semana”. Para la diputada, el titular de Educación “miente, sin el menor pudor, a las familias y a los docentes”.

“Desde el Grupo Popular tuvimos paciencia cuando supimos del preacuerdo entre la Consejería y la Junta de Personal Docente, hasta ver en qué consistía en realidad y contando con que, antes de cerrar ningún calendario definitivo, se tendría en cuenta a las familias, a los directores de los centros y deseábamos que a los grupos parlamentarios. Pero no fue así y el nuevo calendario lectivo se aprobó de forma dictatorial, sin ningún tipo de diálogo, de espaldas a las familias, a los profesionales y al resto de grupos políticos, rehuyendo el debate parlamentario”, ha indicado Mercedes Toribio.

A juicio de la portavoz de Educación de los populares “el inicio del curso escolar es una nueva muestra de la precipitación, improvisación y falta de diálogo y consenso que caracteriza a la Consejería de Educación a manos de Ruiz”.

“Tendrán que ser los docentes los que con su esfuerzo palíen las carencias de la Consejería que ha firmado un calendario incumplible, los profesores y los centros cumplen con sus obligaciones pero es la Consejería la que no ha puesto los medios precisos para cumplir el calendario escolar. Sabían antes de firmar el acuerdo que no era posible empezar el día 12 con evaluaciones extraordinarias en septiembre para todos los niveles de Secundaria obligatoria y postobligatoria y con el caos en la gestión de personal”, ha afirmado.

“El señor Ruiz sabe que lo básico para que los alumnos tengan éxito en sus estudios es que el calendario escolar se cumpla. Ha querido vender como mejora pedagógica un calendario falso por irrealizable”, concluyó la diputada del PP.