El inicio de esta X Legislatura tenía que haber sido un momento de alegría y celebración democrática por culminar el proceso electoral del pasado mes de mayo con la constitución de este Parlamento.

Sin embargo, tenemos todos sentimientos de añoranza, tristeza o melancolía por el fallecimiento de Rafael de la Sierra, quien hizo de esta cámara un espacio de debate bien como diputado, como miembro del gobierno o como presidente de esta casa.

Pero intuyo que Rafael hubiera querido que siguiéramos cumpliendo con nuestros deberes con la pulcritud, sensatez y profundo sentimiento de servicio a Cantabria que caracterizó toda su vida política. Avancemos en este acto como primer homenaje a su memoria.

Quiero decirles, en primer lugar, que siento un profundo orgullo por haber sido elegido Presidente del Parlamento de Cantabria.

Quiero empezar por agradecer a esta cámara su confianza.  La manifestada hacia mí, y hacia el resto de los compañeros y compañeras de esta mesa, con quienes voy a compartir el trabajo de dirigir esta casa.

Y dar especialmente la bienvenida a todos los que como yo se estrenan como miembros de esta cámara.

Y quiero a la vez, ponerme a disposición de todos los diputados y diputadas de este Parlamento, con la idea de ser el Presidente de todos.

En mi tendrán una Presidencia cercana, dialogante y decidida a facilitar al máximo sus tareas, en el desempeño de su función representativa.

Permítanme agradecer también a mis compañeras y compañeros de partido todo su apoyo durante estos años, para recorrer el camino que nos ha traído hasta esta responsabilidad.

Me gustaría también agradecer el trabajo de los diputados y diputadas que nos precedieron. Y sobre todo, enviar en este momento un fuerte abrazo a la familia de Rafael de la Sierra, a sus compañeros y compañeras y a sus amigas y amigos, que sienten hoy la pérdida de un ser querido.

Rafael de la Sierra representaba a la perfección el espíritu de esta cámara que debe ser espacio de libertad para la expresión distinta y diversa. La representación de una sociedad plural que espera de nosotras y nosotros trabajo, ejemplaridad, diálogo y tolerancia.

Señorías, soy consciente de que voy a desempeñar un cargo eminentemente institucional. Y adelanto que una serie de principios inspirarán mi presidencia: la ecuanimidad, la trasparencia, el escrupuloso respeto a la ley, la tolerancia y el dialogo.

Los ciudadanos y ciudadanas de Cantabria nos han elegido para que les representemos.

Representamos el pluralismo de la sociedad de Cantabria; pero a la vez se nos ha confiado el interés común de todos los cántabros.

Siendo ideológicamente distintos, tenemos que perseguir un interés general. Haré todo lo que pueda para lograrlo.

Intentaremos llegar a acuerdos para hacer real este interés general, y cuando no sea posible intentaremos que el debate, la discrepancia razonada y a ser posible cordial, sustituya a la confrontación.

Trabajaré por crear un ambiente propicio para hablar y llegar a acuerdos. Y por limitar las discrepancias al ámbito de lo político.

Sin duda alguna la democracia sigue siendo hoy, en estos tiempos de cambio, el mejor de los sistemas políticos, y nosotros, como representantes de la soberanía popular, tenemos una responsabilidad especial a la hora de defenderla.

Intentaré que los ciudadanos vean en nosotros un ejemplo de las mejores virtudes de la democracia.

Y que sientan que les representamos real y eficazmente.

Quiero también mostrar mi confianza a todos los funcionarios de esta casa, y agradecerles por adelantado su labor en esta legislatura que ahora empieza.

Y pedirles especialmente su comprensión para quienes nos estrenamos como diputados.

Anuncio también que, de acuerdo con el art. 17 del Estatuto de autonomía de Cantabria, iniciaré en breve las consultas para promover la investidura del Presidente de Cantabria.

Y finalmente, cumplidos los trámites reglamentarios, declaro constituido el Parlamento de Cantabria.

Constitución que será notificada al Rey, a las Cortes Generales, al Presidente en funciones del Gobierno de la Nación y al Presidente en funciones del Gobierno de Cantabria.

Se levanta la sesión.