Todos los partidos buscaron financiación de empresarios y gobiernos afines

Como clásicos sepulcros blanqueados se comportan todos los miembros de las organizaciones políticas españolas intentando demostrar como sus competidores aceptaron donaciones de amigos, empresarios o gobiernos amigos mientras es sobradamente conocido que en España todos, absolutamente todos los partidos desde el inicio de la democracia obtuvieron ingresos “atípicos” para financiar sus campañas…

Bez.es narra así lo sucedido ayer. La segunda jornada de la comisión de investigación en el Congreso sobre la presunta financiación irregular del PP ha coincidido con el arranque de una comisión similar sobre PSOE, Ciudadanos y Podemos que el PP ha impulsado en el Senado aprovechando su mayoría absoluta. Esta guerra de comisiones ha resultado un esperpento, un show caótico, con abandono del Senado por la oposición incluido. En las Cortes, el ex tesorero del PP Rosendo Naseiro ha abroncado a los diputados de la oposición.

Los partidos políticos han convertido las sesiones de este jueves de las comisiones de investigación de financiación de partidos en el Congreso y en el Senado en un esperpento, lo que siembra más dudas sobre la verdadera utilidad de este tipo de comisiones más allá de la batalla política.

La comparecencia de Rosendo Naseiro, nacido en 1935, tesorero del PP a finales de los ochenta, ha sido el mejor ejemplo de ese esperpento. Naseiro ha respondido con dificultad a las preguntas debido a sus problemas de oído, y ha abroncado a los diputados de la oposición por hacer “un juicio” al PP. “Esto parece un tribunal, estás siendo juzgado, me hablan otra vez del señor Manglano… hablar de eso ilegal”, ha dicho con dificultad. “Hagan las preguntas más cortas y no me echen discursos políticos“, ha recriminado al diputado socialista, Felipe Jesús Sicilia.

La máxima tensión se ha vivido con el diputado de Ciudadanos Toni Cantó. “Hace dos semanas tuvimos al tesorero mudo (Luis Bárcenas) y hoy tenemos al tesorero sordo”, le ha dicho. “No me da la gana ponerme los auriculares“, le ha contestado. A Joan Tardá, diputado de ERC, le ha llamado “gordo”.

Además, diputados del PP como Fernando Martínez Maillo, coordinador general de la formación, ha interrumpido en varias ocasiones las intervenciones de los diputados de la oposición, enturbiando aún más la primera comparecencia del día. El presidente de la comisión, Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ha calificado la comparecencia de “tormentosa”. En definitiva, entre broncas y falta de entendimientos, Naseiro ha negado la existencia de una caja b en el partido y que le pidiera dinero a empresarios.

Senado

Mientras, en el Senado, los senadores del PSOE, Ciudadanos y Podemos han abandonado la comisión acusando al PP de utilizar como “rodillo” su mayoría absoluta en la Cámara Alta -ERC y PNV ni siquiera han acudido-. Los portavoces de estos tres partidos han renunciado a hacer preguntas al primer compareciente, el tesorero de Podemos, y han denunciado en rueda de prensa una comisión que consideran una “farsa”.

De hecho, los senadores de estos tres partidos no van a regresar a esa comisión, que se celebrará con las comparecencias programadas pero solo con la participación del PP. Los populares han acusado a Podemos de tener “al menos” dos fórmulas de “financiación ilegal”, el crowfounding y los microcréditos, y ha asegurado que el líder de partido, Pablo Iglesias, es consciente de esas irregularidades.

La oposición abandona la comisión del Senado y el PP acusa a Podemos de al menos dos posibles fórmulas de financiación ilegal

No solo eso, el portavoz popular, Luis Aznar, señaló al tesorero ‘morado’, Daniel de Frutos, que “tenemos la duda más que razonable de que, a través de contratos municipales donde gobiernan solos o en compañía de otros se están produciendo situaciones que ponen en duda que no sean ustedes los que reciben el dinero”. Frutos ha aclarado que las cuentas de su partido son “públicas” y que “están en la página web” de la formación. Ha explicado que parte de la financiación de Podemos proviene de sus propios cargos públicos, porque estos “están obligados por el código ético a donar parte de su sueldo”.

También ha sembrado dudas sobre la financiación de Ciudadanos, destacando que es el partido que tiene el 67% de las irregularidades detectadas por el Tribunal de Cuentas en los partidos, y del propio PSOE, recordando el caso de la supuesta escritora Amy Martin.

Sanchís

Tras el esperpento de Naseiro le ha tocado el turno al siguiente tesorero, Ángel Sanchís, que tampoco ha aclarado nada. Ha negado la existencia de una caja b en el partido -“me suena a chino”, ha dicho- y ha explicado que organizaba cenas en la época del liderazgo de Manuel Fraga en las que pedía medio millón de pesetas a cada comensal, que no eran siempre empresarios. “Teníamos muy poco poder entonces”, ha señalado. Sanchís se ha negado a contestar preguntas sobre su relación con Bárcenas por estar inmerso en un proceso judicial por su relación con él.

La actual tesorera del PP admite pagos a directivos del partido “por su trabajo y gastos de representación”

Finalmente, la última en comparecer en el Congreso ha sido la actual tesorera del partido, Carmen Navarro, que también se ha negado a contestar a muchas preguntas alegando que formaban parte del pasado, que “no eran el objeto de esta comisión”, o su incursión en un “proceso judicial abierto”, como es el caso de la destrucción de los ordenadores de Bárcenas.

Navarro ha admitido el pago de complementos salariales para algunos directivos del partido pero no ha querido especificar a quiénes ni en qué cuantía, y los ha defendido como algo legal. “No son sobresueldos, sino abonos a determinados miembros del partido por su trabajo y gastos de representación“, ha dicho