Mazón ratifica con Lastra el compromiso de Sánchez con las infraestructuras y las deudas pendientes con Cantabria

El diputado nacional del PRC asegura que el PSOE coincide con los regionalistas en que “no haya concesiones que vayan por encima de la Constitución” a los independentistas

El diputado nacional del PRC, José María Mazón, ha ratificado hoy con la portavoz socialista, Adriana Lastra, el compromiso de Pedro Sánchez con las infraestructuras ferroviarias y viarias y las deudas pendientes con Cantabria, tal como se recogió en el acuerdo firmado por el secretario de Organización y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, el pasado 13 de junio. “Un acuerdo que debe seguir cumpliéndose”.

Además, el PSOE coincide con los regionalistas en que no se deben realizar concesiones “que vayan por encima de la Constitución y que no respeten las leyes, aunque el diálogo siempre es posible” a los independentistas catalanes.

“No se puede hablar de amnistía, de presos políticos. En fin, cualquier cosa que suene a eso, nosotros estamos en contra y el PSOE, también”, ha asegurado José María Mazón después de la reunión que ha mantenido con la portavoz socialista en Oviedo.

Mazón ha destacado la “plena armonía” que ha reinado durante el encuentro que ha mantenido con la representante socialista en la sede del PSOE en Oviedo y que ha durado una hora y media, ya que ambas formaciones “coincidimos” en los principios básicos tanto a nivel general como de Cantabria.

De este modo, en clave interna, ha recordado que el PSOE y el PRC tienen un acuerdo firmado en la anterior legislatura que “se va a respetar”, no solo porque el PRC dio el apoyo a Sánchez sino porque parte del acuerdo es el Gobierno de Cantabria, donde los regionalistas gobiernan en coalición con el PSOE. “El PSOE firmó un documento que vincula al Gobierno de España con algunos compromisos con Cantabria, que son los de toda la vida”, ha remachado.

Por ello, ha reiterado que el PRC no va al Congreso a “barrer para casa”, sino a reclamar lo que tienen el resto de comunidades autónomas.

Así ha puesto como ejemplo, las millonarias inversiones realizadas en materia ferroviaria en el resto de comunidades del Norte: Galicia, Asturias y País Vasco “que Cantabria no ha tenido”.

En el acuerdo, firmado por Ábalos y Mazón, se recogen las deudas que el Estado tiene desde hace años con Cantabria en materia de infraestructuras ferroviarias y viarias, el pago de los 121 millones de euros de las obras del Hospital Marqués de Valdecilla o el apoyo al desarrollo del centro logístico de La Pasiega.

De este modo, el documento establece compromisos que Sánchez deberá comenzar a cumplir de manera inmediata si logra formar Gobierno. Es el caso de la conexión ferroviaria entre Santander y Madrid, cuyo primer tramo –Palencia-Alar del Rey- deberá ser licitado a finales de este año. También, recoge que, antes de que concluya 2019, será sometido a información pública el estudio informativo del trazado entre Alar del Rey, Aguilar de Campoo y Reinosa, aunque en este caso el plazo está condicionado al cumplimiento de los requisitos medioambientales preceptivos.

El objetivo es que la aprobación definitiva y la licitación de los proyectos esté realizada en 2020, para adjudicar las obras a finales de 2022. Igualmente contempla la licitación completa de los proyectos para la duplicación de vía entre Santander y Torrelavega entre finales de 2019 y el primer trimestre de 2020, con el propósito de finalizar las obras antes de que concluya 2022. Y está recogida la puesta a punto “a la mayor brevedad” de todas las instalaciones entre Torrelavega y Reinosa, especialmente la catenaria.

Por lo que respecta a la conexión Santander-Bilbao, el futuro Gobierno socialista impulsará ante las instituciones europeas su inclusión en el Corredor Ferroviaria Atlántico para 2023. En esa fecha tendrán que estar redactados los proyectos, para lo cual este año debía licitar el estudio informativo correspondiente, con el fin de someterlo a información pública en 2021. Este estudio ya está adjudicado.

El proyecto final deberá cumplir 3 requisitos: una duración aproximada de 40 minutos en tránsito sin paradas intermedias entre Santander y Bilbao, estaciones adicionales en Colindres-Laredo y Castro Urdiales y una solución que permita el tráfico mixto de pasajeros y mercancías “con las mismas características técnicas que la Y vasca”.

El Plan de Cercanías también está incluido en el acuerdo firmado en junio, y se establece su desarrollo, conforme al cronograma previsto hasta 2022 y la previsión de priorizar la inversión en reparación, mejora y modernización de la red “en las cantidades comprometidas”.

En cuanto al Centro Logístico de La Pasiega, establece la colaboración del Gobierno en el desarrollo de una base logística zonal que permita la intermodalidad entre el transporte por carretera, el marítimo, el ferroviario y el aéreo. Para ello, el Ejecutivo instará a sus empresas públicas y a Puertos del Estado para que desarrollen una estación de clasificación intermodal, como espacio de extensión de las áreas de influencia portuaria, hoy limitadas por la presión urbana y la decisión de no proceder a ningún relleno adicional de la Bahía de Santander.

Sobre la deuda de Valdecilla, los Presupuestos Generales del Estado contendrán una partida nominativa para hacerle frente “en un máximo de 4 años” y “por el coste total de las inversiones realizadas en el hospital como consecuencia de la catástrofe ocurrida el 2 de noviembre de 1999”.

Finalmente y en materia de carreteras, el compromiso alcanzado en junio, agiliza las actuaciones para finalizar el proyecto I en ejecución del Desfiladero de La Hermida, la tramitación del expediente de contratación del proyecto II, el tercer carril Santander-Torrelavega y Laredo-Bilbao, la variante de Lanestosa, los puertos de Los Tornos y San Glorio, el enlace de Quintanilla de Las Torres en la Autovía de la Meseta y los tramos pendientes de la autovía entre Burgos y Aguilar de Campoo.

No traspasar la Constitución

En clave nacional, el diputado regionalista ha sostenido que, en general, existe “buena disposición” a llegar a acuerdos porque “la mayoría quiere un Gobierno cuanto antes”, ya que la alternativa “son unas terceras elecciones”, algo que “ve difícil”.

Al hilo, ha asegurado que el PSOE está en la misma línea que los regionalistas en cuanto a los partidos independentistas. Es decir, que no haya concesiones “que vayan por encima de la Constitución” y “que no respeten las leyes”. “Nosotros estamos en contra. Otra cosa es que haya diálogo”, ha agregado.

“Elllos mismos han ratificado los temas de la unidad territorial de la Constitución y van a mantenerse firmes. Las líneas rojas están marcadas y coincidimos”, ha concluido.