Spider-Man: Lejos de casa: El verdadero villano es Disney

Es obvio que entre los planes de Marvel/Disney para llegar al mayor número de espectadores posible, a Spiderman le reservaron el papel de atraer a la chavalada. Y para ello se aplicaron a conciencia, tanto en la anterior como en esta. Ya de Homecoming comenté que era tan luminosa, simpática e infantil que podían haber salido los Minions y no hubiesen desentonado en absoluto.

Que pornográfico es que la crítica se deshaga en cumplidos hacia éste subproducto infame que sigue empeñado en acabar con todo lo que huela a MARVEL para empezar desde cero su propio universo de MARVEL STUDIOS. Creo que si repasamos todos mis comentarios sobre las últimas películas del universo marvelita, aparece siempre el mismo hastío, el mismo lamento; ¡ESTO NO ES MARVEL!

Muy lejos quedan ya los comics de SPIDER_MAN para adultos que firmaban STAN LEE y STEVE DITKO, aunque en los títulos de crédito aparecen siempre para dar relevancia y lustre a un producto que reniega absolutamente de ellos; si hasta se ha cambiado la cabecera de las páginas de los comics pasando a toda leche, por la de los personajes creados a posteriori por DISNEY- Marvel studios; si STAN LEE levantase la cabeza se iba a volver al agujero para toda la eternidad.

Éste Spidey es un niñato tontorrón con la misma personalidad que otros cientos de miles de niñatos tontorrones de películas y series americanas, donde las hormonas se desparraman por causas tan dramáticas como el amor por la compañera txunga de la clase, subir en la montaña rusa de Eurodisney o comprar helado de fresa. Que aparezcan gigantes y absurdos superhéroes, lamentable trabajo de JAKE GYLLENHAAL como superhéroe de pacotilla, no interfiere para nada en el objetivo de la niñatería, seguir por el mundo dando muestra de su imbecilidad, junto a dos profesores de los que prefiero omitir más comentario.

¿Que la chavalería disfruta con sus padres en el cine? ¡Probablemente! Seguro que a mí me pasaría lo mismo, de hecho estoy pensando incorporarme a una cuadri de pre-adolescentes para el próximo visionado de Marvel, si es que lo hay. Igual entre palomitas, txutxes y artillería de consumo infantil, se me pasa la mala leche y la cara ésta revenida que traigo cada vez que veo una película del universo éste de los huevos.

Estoy harto de que esta gente de Disney hagan los que les salga de los cojones y los «expertos en cómics» no digan nada. La peña ha pasado de suspender a las pelis de Sam Raimi, SOLO por la tontería de las telarañas orgánicas…a tragarse cualquier limpiada de culo al cómic del mayor héroe de Marvel de todos los tiempos con la excusa de: «no jeje es que este es un Spider-Man diferente a los anteriores y…» ANDA e iros por ahi. Es que de verdad me está dando una impotencia que yo ya no sé qué hacer, porque por lo menos en películas como Los Últimos Jedi ha habido una unión de parte de los fans para cambien la mentalidad los de Disney, ¡pero es que aquí no tengo ni eso!

No sé ni por dónde empezar pero yo creo que lo peor de esta película sin lugar a dudas es la trama de Peter Parker. Si ya no aguantaba los personajes de Homecoming y todo este rollo Disney Channel que se creó el John Watts aquí tenemos una deliciosa hora y cuarto de comedia juvenil asquerosa de la peor calidad posible y en la que no pasa absolutamente nada…bueno sí las profundas y nada forzadas relaciones de todos estos personajes secundarios…obviamente esto es una ironía XD.

Estos son los peores personajes secundarios que he visto en una maldita película de superhéroes: El Ned igual de subnormal que siempre, uno de los peores recursos cómicos que he visto en el cine ¡pero es que luego oigo a gente decir que este personaje es carismático!, pero de verdad ¿pero qué películas véis vosotros?; luego este tiene una relación fatalmente introducida con la niña rubia esta que será utilizada para hacer el típico guiño de mal gusto estilo MJ en Homecoming; El Flash Thompson, una parodia de sí mismo y que ya da lo mismo lo que hagan con él; y por último MJ cómo partícipe del nuevo romance de Peter Parker puesto porque sí, no tiene más, se fue Liz pues había que poner a otra; ¡espera, que se me olvidaba! ¡los profesores!….no, mejor paso.

Con esta pedazo de panda tenemos una trama frenética con Tom Holland haciendo de Tom Holland organizando su cita con la MJ de los huevos durante sus vacaciones, ah, os aviso, aquí Tom Holland (no es Peter Parker) todavía no ha aprendido el concepto de responsabilidad…me preguntaréis ¿Pero no lo había aprendido ya en Homecoming? emm…no sé preguntárselo a Jon Watts porque yo tampoco lo sé, total, que le han reseteado otra vez la cabeza, parece que me tuve que tragar Homecoming PARA NADA.

Mientras se pasan haciendo el tonto en cada una de las ciudades, pues van saliendo los monstruos estos ahí liándola parda y con Misterio dándolo todo para vencerlos….ay lo que hacen con Misterio también. Pero parece ser que a Tom Holland le da igual que les ataquen los monstruos todo el rato porque se pasa las vacaciones ignorando a Nick Fury porque…porque el tirarse a la Zendaya es mejor plan para un superhéroe, claro…En fín, si no fuera por Nick Fury que le medio-obliga hacer el trabajo el tío este no hace nada, porque claro todavía no ha aprendido la responsabilidad según Jon Watts.

Y en fín así es la primera hora de película, 30 de comedia, combate con monstruo, otra media hora de comedia, combate contra otro monstruo…¿En serio os aburría la trama de los padres de Andrew Garfield?¿En serio?¿Esta primera hora de película (o más) os parece más interesante que la trama del Peter Parker de Marc Web?. Luego tengo que decir que a partir de esa hora y cuarto la cosa mejora, pero esto no es plan, estar metiendo relleno descarado cuando podrías contar cosas mil veces más interesantes.

Y qué decir de Misterio…está chulo su diseño y cómo combate pero sinceramente sus motivaciones me parecen escoria si las comparamos con las de El Buitre de Michael Keaton. Aviso que va a haber un giro de guión con el Misterio (si es que eso se le podía llamar giro) que os va a recordar al mandarín Iron Man 3. En fín, me ha gustado y la vez no.

Por cierto hablando de Iron Man. No sé si sois conscientes de que Iron Man a nivel de influencia en la cultura popular del cómic no llega a Spider-Man ¡¡¡ni la suela de los zapatos!!!…me imagino que lo tendréis que saber pero por si acaso os recuerdo este detalle, Iron Man antes de su primera película no lo conocía naaaaaadie ¿lo sabíais verdad?. Por lo que los fans de la vieja escuela ya estamos profundamente hartos de que en estas nuevas películas tengamos que ver a Tom Holland haciendo Tom Holland intentando ser Tony Stark, que no veamos NADA del universo de Spider-Man y que luego veamos elementos de Iron Man por todas partes, es una jodida falta de respeto para todos los que quieren simplemente ver una película individual del héroe arácnido.

Pero el universo cinematográfico de Marvel funciona así, no quieren profundizar y todas sus malditas películas son capítulos relleno de una mala serie de televisión en la que sólo sucede algo en los capítulos del final. Yo de verdad que echo de menos cuando veías las películas de superhéroes y te importaba un carajo si estaban conectadas, si no estaban conectadas o pepinos en vinagre, sólo querías que funcionarán por sí mismas pero parece ser que eso ahora es IMPOSIBLE. Le hacemos a Tom Holland el heredero de Tony porque eso es lo que le conviene a este universo cinematográfico que ya no tiene ninguna motivación para seguir y que se tenía que haber terminado YA.

Conclusión: Como producto de entretenimiento me parece mediocre, con poco ritmo y con escenas de acción contadas, que están bien pero que tampoco es que sean ¡HUALA! y lo del final me pareció un jaleo «Transformer» que ni me resultó épico ni nada; como pelicula de Spider-Man una aberración.

Ayyyy…y os quejabáis de la telarañas orgánicas, la madre que os parió XXD.

Patxi Álvarez