Ayuntamiento Soba
Localidad Veguilla de Soba
Dirección Veguilla de Soba, s/n
Código Postal 39807
Habitantes: 1.462
Superficie 214,2 km2

En la comarca del río Asón, al sureste de Cantabria, se encuentra situado el municipio de Soba con una extensión de 214,2 KM2 en los que se asienta una población de casi 1.500 habitantes.

Diversas menciones nos informan sobre la antigüedad de algunos de los núcleos de población que forman este antiguo valle de Soba. Así, por ejemplo, son citados ya en el año 933 Fresnedo, y el monasterio de San Pedro y San Pablo de Asía en el año 836. Este antiguo Valle caería en la Edad Media bajo la esfera del poder señorial de los Velasco y bajo el permanecería, juntamente con los valles de Ruesga y Villaverde hasta comienzos del siglo XIX.

En sus términos aun pueden contemplarse hermosos edificios como es el caso de la no hace mucho descubierta ermita románica de La Busta, concejo de San Juan o la iglesia de Veguilla, capital del ayuntamiento, del siglo XVI en la que se conserva un interesante retablo salomónico del siglo XVIII.

El ayuntamiento de Soba es uno de los que cuenta con mayor número de pueblos, sumando un total de 27:

AJA: A 1,3 km de la capital municipal, tiene 610 m de altitud. Lo forman 41 habitantes. La localidad de Aja o Asia como se hace referencia de ella en los documentos antiguos, es la primera de la que se tiene constancia en Soba según un manuscrito del año 836 en el que el prebístero Cardelio y su padre Valerio dicen: «edificamos iglesias, casas y huertos, viñas y pomares, convertimos eriales en cultivos y de monte hicimos campos».

Esas palabras hacen alusión directa al monasterio de San Andrés de Asia, el primero que se edificó en todo el valle y uno de los más primitivos de Cantabria. Este monasterio pasaría a depender en el año 959 del de Cigüenza y en el 1011 del gran monasterio de San Salvador de Oña. Debido a sucesivas reformas sufridas a lo largo de los siglos, actualmente es imposible observar nada del templo original.  Hoy en dia nos encontramos con una iglesia de pequeñas dimensiones y una sola nave, del siglo XVI.

También destaca una notable casona con su escudo de los Gutiérrez del Otero, de finales del siglo XVIII. Hay varias casas del siglo XVI, hechas de mampostería, con acceso por arco de medio punto. Una de estas casas era el solar de la familia Zorrilla en este pueblo.     El linaje de los Zorrilla fue uno de los más importantes de Soba y su papel fue decisivo durante la Edad Media en el valle. Se encuentra muy deteriorada y solo denota su noble origen la entrada con arco de medio punto y un antiguo escudo familiar. La casa perteneció al Marqués de Mortara y Conde de Lences. También podemos ver profusión de casas del siglo XIX con sus largas galerías acristaladas, edificadas por los indianos que volvían de las américas habiendo hecho fortuna.

En Aja se conmemora La Asunción el 8 de Septiembre y San Andrés el 30 de Noviembre

ASÓN: Dista 8,3 km de Veguilla y posee una altitude de 300 m sobre el nivel del mar. 22 habitantes residen en esta localidad.

Junto al pequeño caserío de Asón existieron varios molinos y una fragua, movidos por el río que da nombre al pueblo. Lo más destacable hoy es la ermita de San Antonio Padua, del siglo XVIII, muy sencilla y un par de casas que llevan las armas de García del Hoyo. La más interesante, tiene el escudo en un lateral, mientras que la fachada se encuentra entre dos hastiales, a modo de muros cortafuegos con balconada de madera. La familia García del Hoyo vivía en Asón al menos desde el año 1720.

ASTRANA: Esta localidad cuenta con 45 residentes aproximadamente, que se encuentras a 4km de la capital. Tiene una altitud de 627 m sobre el nivel del mar.

Astrana perteneció al concejo de San Martín, lo que la une al linaje de los Zorrilla, de quien proviene el gran poeta uruguayo Juan Zorrilla San Martín. En la localidad se encuentra la ermita de Santa Ana, del siglo XVII y la casa de Corral Velasco, en la que aún se adivina en su estructura la antigua casa – torre, solar de este ilustre apellido. Esta vieja torre se encuentra insertada en un conjunto de casona, corralada y portalada ya del siglo XVIII. En ella nació el que fuera «Montero Real», don Francisco Antonio del Corral Velasco.

Un poco más alejada del núcleo de Astrana se encuentra otra casa escudada de esta familia, del siglo XVII. Cerca de la ermita de Santa Ana se conserva una casa de sillarejo en cuyo frente aparece una ventana gótica, pudiendo datarse esta construcción en los siglos XV-XVI. Se conservan dos escudos más en el pueblo, pertenecientes a la familia Zorilla.

BUSTANCILLES: Localidad ubicada a 3,5km de Veguilla. Habitada por 16 vecinos que se alzan 409 m sobre el nivel del mar.

Lo más destacado de esta localidad es la ermita dedicada a San Miguel una con estructura de una sola nave es, probablemente, una obra de finales del gótico. El edificio fue trasladado desde su ubicación inicial, al oeste del barrio de La Peña, donde aún se conservan restos de su cimentación.

También existe un sencillo humilladero en el que no se conserva ya ningún objeto en su interior, las ruinas de una antigua casona y vestigios de edificaciones del siglo XVI.

CAÑEDO: A 5,1 km de Veguilla y a 560 m sobre el nivel del mar se encuentra esta localidad compuesta por 38 habitantes.

Cabe destacar la iglesia parroquial de Santa María que guarda en su interior un retablo de pequeño tamaño con ocho tablas del siglo XVI, en grupos de dos que recogen escenas de la vida de María y Evangelistas, probablemente del mismo maestro de Rozas. De gran interés es la imagen de la Virgen sedente con el Niño, pieza gótica del siglo XIV. En el pueblo podemos ver diversas casonas y escudos de La Peña o Zorrilla.

FRESNEDO: Se sitúa a 6,5 km de la capital y se alza 521 m de altitud sobre el nivel del mar. Aquí residen alrededor de 41 vecinos.

En este pueblo podemos disfrutar de un bello ejemplo de arquitectura rural, con casas de los siglos XVIII y XIX que muestran al exterior portadas adilentadas cobijadas con el típico patín sobano.

La iglesia parroquial de San Esteban y La Anunciación posee algunos detalles, como la ventana abocinada de arco apuntado en el muro sur, que indican una cronología de finales del siglo XV, aunque sufrió importantes reformas durante el siglo XVII.

HAZAS: Dista 2,7 km de Veguilla. Cuenta con 518 m de altitud. Tiene 92 habitantes. Celebra las fiestas de San Pelayo el 26 de Junio

En esta localidad se encuentra la ermita de San Pelayo, de principios del siglo XX, con imagen del santo del siglo XVII en su interior. Existió también una ermita de San Antonio de Padua. Cerca de la ermita de San Pelayo se conserva en una casa una ventana con arco escarzano y decoración de bolas y conchas, quizás de mediados del siglo XVI. A destacar la casona escudada de García del Hoyo Arredondo, edificio de planta cuadrada del siglo XVIII. Es de muy buena traza, una de las de más prestancia en el valle de Soba. El acceso se hace a través de una portalada de arco de medio punto y la casa consta de dos pisos y ático, con ostentoso escudo barroco en el frontal. Otra casona escudada en Hazas es la Martínez del Valle.

HERADA: 9,7 km la separan de Veguilla. Cuenta con 599 m de altitud en los que residen unos 106 vecinos. Celebra los Santos Mártires cada 31 de Agosto.

Herada, se encuentra en lo alto. Es el clásico pueblo sobano, con su iglesia e inmerso en un hermoso paraje. Tan solo el camino para llegar hasta Herada ya merece la pena realizar este recorrido. Aquí existieron tres molinos y tres ventas en el Camino Real de Castilla a Laredo ( de Lancias, la Fogosa y Valnera ). La iglesia parroquial de San Martín se comenzó a mediados del siglo XVI y en su interior destaca como pieza de orfebrería de estilo burgalés, una cruz del siglo XVI y un caliz del XVII ambos de plata.

INCENDO: Se encuentra a 4,9 km de Veguilla y se halla a 329 m de altitud. Esta localidad la habita 26 vecinos. Festeja las fiestas de Santiago el 25 de Julio.

Hasta 1681 fue un barrio de Rozas, pero desde entonces formó su propio concejo. Lo más destacado es la ermita de Santiago ( citada ya en el siglo XVI ), de una sola nave con capilla mayor cubierta con armadura de madera, de tradición mudéjar, habitual en otras zonas de España pero muy extraña en las tradiciones constructivas de Cantabria, de ahí su gran interés. En su interior conserva un lienzo pintado de la Virgen del Rosario fechado en 1703.

LAVÍN: Separada por 3km de la capital, Lavín se alza a 390 m de altitud sobre el nivel del mar. Esta constituida por 67 vecinos.

En este pequeño caserío existió hasta hace pocos años una ermita dedicada a San Francisco. Antiguamente existieron también varios molinos de los que se conserva el llamado «molino de La Peña» con escudo de la familia Sanchez de la Vega.

En una casa muy reformada, de gruesos muros y arco de medio punto, aparece un escudo de la familia Trápaga, otro de los linajes importantes en Soba.

PILAS: Dista 5,5km de la capital municipal. Cuenta con 400 m de altitud y lo habitan 16 personas. Celebran las fiestas de San Miguel el 29 de Septiembre.

Pilas conserva su encantador ambiente rural prácticamente inalterado. Las antiguas cabañas y casas de piedra se funden con las casas típicas de los indianos, del siglo XIX y principios del siglo XX. Antiguamente existieron aquí dos molinos harineros y aún sigue en pie, la ermita de San Miguel, un pequeño edificio de una sola nave de finales del siglo XVI. Así mismo se conserva una casa gótica, con ingreso de arco apuntado y un interesante anexo de madera.

EL PRADO: A 535 m de altitud se encuentra esta localidad separada por 11,1km de Veguilla. Está poblada por 20 habitantes. Su fiesta es Nuestra Señora de la Concepción el 8 de Diciembre.

Se conserva un tramo de una calzada romana que sube junto a la iglesia de la Asunción. El resto de la calzada está bajo la actual carretera que atraviesa el pueblo y el puente, antes romano, separa El Prado de La Calera del Prado, localidad perteneciente ya a Euskadi y desde la que se puede llegar a La Nestosa.

QUINTANA: Se halla a 3,8 km de la capital municipal. Tiene una altitud de 510 m sobre el nivel del mar. 98 vecinos residen en esta localidad. Aquí se localiza la torre de Quintana, declarada Bien de Interés Cultural desde 1992. Celebra las fiestas de San Félix el 8 de Agosto y las de Nuestra Señora el 15 del mismo mes.

La Iglesia de San Félix de Quintana se edificó a principios del siglo XV sobre otra anterior, quizás prerrománica. En los lienzos de la bóveda de cañón apuntado del prebisterio conserva interesantes pinturas murales de principios del siglo XVI, representando, entre otros temas, a San Miguel y el Juicio Final. La capilla de don Ginés de Zorrilla que guarda su bulto funerario orante en piedra policromada. La Ermita de del Cueto conserva una cabecera tardorrománica de su obra inicial, aunque fue reedificada en 1730.

También en Quintana, se encuentra la torre medieval de los Velasco, ancha y potente, con reformas posteriores en los vanos. Los muros son de mampostería y los esquinales de sillería. Posiblemente nunca estuvo almenada. Este símbolo y centro de poder del dominio señorial de la familia Velasco en el valle de Soba tuvo su correspondiente leyenda contada por Sáez Antomil.

REGULES: Dista 2,9 km de la capital. Está a 188 m de altitud. Aquí residen alrededor de 77 personas. Celebra la fiesta de San Blas cada 3 de Febrero y al igual que Quintana la de Nuestra Señora el 15 de Agosto

Regules es un núcleo de cierta importancia y tiene una iglesia del siglo XVI. Destacan varias casas del siglo XIX con sus galerías acristaladas y sobre todo, la casona de los Martinez del Valle, clásica casona montañesa de tres pisos, con tres arcos de medio punto, pequeño balcón en el piso medio y monumental escudo de armas en la planta superior, sobre el balcón. Existieron aquí tres molinos harineros y un batán. En el apartado de arquitectura religiosa mencionaremos la iglesia de Santa Eulalia y la ermita de San Bartolomé.

REHOYOS: Situada a 0,5 km de Veguilla, se alza 331m de altitud sobre el nivel del mar. Tan sólo 15 habitantes lo pueblan.

Sorprende encontrarse en el corazón de Soba con una edificación religiosa de estas características como es la iglesia parroquial de San Martin de estilo neorrománico. Fue construida en 1896 y es la única iglesia modernista, junto con la de Arredondo, que podremos encontrar en todo el valle del Asón.Además, la escasez de este tipo de construcciones en Cantabria, le otorga un valor mucho mayor. Las iglesias modernistas en Cantabria son ciertamente inusuales.

Por último destacar en la arquitectura civil la casa de don Manuel Fernández Setién, del siglo XIX así como diversas casas populares algunas con detalles góticos como la casa de Pedro López de la Peña.

LA REVILLA: 25 vecinos forman este núcleo poblacional situado a 331 de altitud. Dista 4,5 km de Veguilla.

En La Revilla puede verse la iglesia de San Fausto, del siglo XVII ( construida sobre otra más antigua ), la más monumental del valle, con portadas escudadas y monumentos funerarios de Rodrigo Gómez de Rozas, fundador y caballero de la Orden de Santiago. Interesantes retablos de Juan de la Piedra Arce, siguiendo el modelo del prestigioso escultor vallisoletano de la época, Gregorio Fernández.

La Ermita de San Lorenzo, junto al núcleo principal de población de La Revilla, se rehizo hacia 1692, sobre otra ermita anterior, de la que aún queda la portada, obra quizás del siglo XIII.

El pueblo tiene interesantes casas de diversas tipologías: casas rurales, casonas escudadas y bellas casas de indianos del siglo XIX y principios del XX. Las casas de los indianos con sus palmeras y miradores o las casas rústicas con sus viejas solanas de madera le dan colorido a La Revilla.

ROZAS: Los 123 vecinos que forman este pueblo se alzan a 391 m de altitud sobre el nivel del mar. Se encuentra a 4,8 km de Veguilla.

Rozas fue uno de los pueblos más importantes de Soba en la Edad Media, formando junto con los barrios de Manzaneda, Bolaiz, San Vicente e Incedo el concejo de Rozas hasta época moderna. Existieron en aquel momento tres ermitas, un molino harinero y una ferrería. De esta localidad era originaria la familia de los Ezquerra, uno de los linajes más importantes de Soba, enfrentado tradicionalmente con los Zorrilla así como uno de los más antiguos de Cantabria.

Aqui se encontraba la casa torre del siglo XVI solar de la familia Ezquerra. Hoy día sólo puede apreciarse una casa muy reformada en cuya portalada figura el escudo familiar: animal cebado pasante a un árbol, cuatro flores de lis y tres guadañas. Otras casas familiares se encuentran diseminadas por el pueblo.

También se encuentra la iglesia de San Miguel, contruida a principios del siglo XVI en estilo gótico rural. En 1869, un fuerte huracán tiró la espadaña y una parte de la iglesia. Dentro alberga un importante retablo, magnífica obra de 1527, de las mejores de Cantabria, plateresco en su arquitectura y con doce tablas hispano-flamencas distribuidas en dos pisos. Consta de un banco, dos cuerpos y siete calles, la central y el banco con tallas de bulto policromadas, como la Virgen y el Niño, San Miguel Apóstoles y Santos. Las otras calles son de pintura, con escenas de la vida de la Virgen, San Miguel y la misa de San Gregorio y San Jerónimo. El autor de esta obra nos es desconocido y se le llama el «maestro de Rozas». También de interés es el sepulcro yacente de Pedro Ezquerra, del año 1498, portando una espada y un halcón.

Se conservan tres ermitas, la de San Vicente, reconstruida en el año 1666 y que actualmente vuelve a hallarse en ruinas; la de la Soledad, adosada a una casa escuda de la famila Zorrilla; y la de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XVIII, en el barrio de Manzanedo (en la parte alta de Rozas).

SAN JUAN: A 6,7 km de la capital se encuentra este pueblo formado por 104 vecinos. Tiene una altitud de 230 m sobre el nivel del mar. El día 2 de Febreo celebra la fiesta de las Candelas en la ermita de Santa María

Dentro del concejo de San Juan, encontramos la localidad de Santa Maria que es el primer pueblo que atravesamos si queremos realizar el ascenso hasta la ermita románica de Busta. Santa María conserva alguna casona escudada, destacando la casona de don Andrés López de la Peña y la ermita de Santa María, de la que se tiene constancia desde principios del siglo XVIII.

SAN MARTÍN: Cuenta con un núcleo poblacional de 43 personas. Dista 3,1 km de Veguilla y tiene una altitud de 621 m sobre el nivel del mar. Sus principales fiestas son San Emeterio en Febrero y los Santos Mártires el 31 de Agosto.

SAN PEDRO: Dista <4,1 km de Veguilla. Formado por 60 habitantes, se localiza a <627 m de altitud sobre el nivel del mar.

Este pueblo de gran riqueza espeleológica es magnifico por su refugio para espeleólogos en las antiguas escuelas construidas por el indiano Jerónimo Pérez Sainz de la Maza, gran benefactor de Soba que construyó también el edificio del ayuntamiento en Veguilla. Las vistas a lo largo de la subida al pueblo son magníficas, permitiéndonos observar una gran parte del valle de Soba. Por una pista podemos ascender hasta Aja.

La iglesia parroquial de San Pedro es una construcción de una sola nave y como elementos más antiguos se encuentran unos arcos góticos del siglo XV. Antiguamente debía encontrarse aquí el monasterio medieval de San Pedro y San Pablo ( año 836 ). Tomando una pista que parte junto a las antiguas escuelas, y posteriormente un desvío a la derecha, podemos acercarnos al santuario de Nuestra Señora de Irías, del siglo XVI. Junto a él, se encuentra la «casa de la beata».

SANGAS:  Cuenta con 26 habitantes y una altitud de 440 m sobre el nivel del mar. Dista 2,7 km de la capital. Celebra sus fiestas de San Bartolomé el 24 de Agosto.

Sangas es posiblemente el pueblo más antiguo de Soba, siendo ya citado en tiempos romanos por Plinio El Viejo. Es probable que su nombre se derive de Sauga (río Asón). Apenas quedan tres casas en pie en el pueblo.

Aquí se encuentra la ermita de San Bartolomé, edificio de planta rectangular y una sola nave probablemente del siglo XVIII, aunque en su interior guarda dos imagenes góticas de la Virgen con Niño y San Juan del siglo XIV.

SANTAYANA: Se halla a 2,9 km de la capital. Tiene 392m de altitud y su núcleo de población es de 40 habitantes.

Aqui encontramos el antiguo molino de Bollain, movido en otro tiempo por las aguas del Gándara. La iglesia de Santa Juliana fue reconstruida en 1703 y junto a ella se abrió la capilla del capitán Luis de Rozas. En su interior conserva dos excelentes lienzos, una Inmaculada y un Descendimiento. Importante destacar el sorprendente Museo Etnográfico de Joaquín Sainz de Rozas y en la plaza principal, una casa de dos pisos con pórtico de tres arcos de finales del siglo XVIII.

VALCABA: Con 15 residentes, Valcaba se alza 520 m de altitud sobre el nivel del mar. Dista 5,1 km de la capital municipal.

La iglesia de San Juan Bautista casi todo lo que vemos es del siglo XVI, aunque en el arco triunfal aún se aprecian vestigios del siglo XV. Ha sufrido sucesivas reformas. A destacar la hermosa arquitectura rural, propia de los pueblos sobanos, en especial un bello conjunto de casas de los siglos XVI.

VALDICIÓ: Localidad formada por 109 vecinos, se halla a 11,7 km de Veguilla. Tiene una altitud de 682 m. Aquí se hallan un resbaladero de troncos y la casa del rey, ambos inventariados.

Valdició se encuentra en un auténtico paraíso natural, una zona frecuentada por senderistas que agradará a todos los amantes de la naturaleza. En la arquitectura de la zona, compuesta casi en su totalidad por cabañas ganaderas, se puede reseñar la llamada «Casa del Rey», construcción de la época de Carlos III cuya actividad estaba ligada a las fábricas de cañones de Liérganes y La Cavada.

VEGUILLA: Cuenta con una población de 69 habitantes que se encuentran a 330 m de altitud. Se halla a 65,5 km de la capital cántabra.

Capital y sede del ayuntamiento de Soba, ubicado en el edificio que para tal efecto financió el indiano Jerónimo Sainz de la Maza a principios de siglo. Fue un gran benefactor del valle de Soba, construyendo también las escuelas de San Pedro. Cerca se encuentra el núcleo del pueblo y la iglesia parroquial de San Mamés, del siglo XVII, en cuyo interior se encuentra la imagen de Nuestra Señora de Sopeña, del siglo XVI, procedente de la arruinada ermita del mismo nombre.

VILLAR: Ubicada a 2,7 km de Veguilla, cuenta con una altitud de 370 m sobre el nivel del mar. Aquí residen 86 vecinos aproximadamente.

Sus principales fiestas son el Día de Soba que se celebra el tercer sábado de agosto en el paraje de La Gándara. En esta jornada se organizan bailes y actuaciones y se ofrece al visitante la oportunidad de adquirir productos típicos y de artesanía del valle. Por otro lado, también se celebran las marzas, la última noche de Febrero. Se desarrolla en Soba una mascarada, similar a la Vijanera festejada en el valle de Iguña. También aquí se utilizan disfraces grotescos, destacando el personaje de zamarrasquero, que porta campanos y pellejos.

VILLAVERDE: A 2,9 km de Veguilla se ubica esta localidad. Tiene 467 m de altitud y lo habitan 56 personas.

Aqui encontraremos la llamada «Casa del Inquisidor», también casa de Gutiérrez del Regato que ostentosa un magnífico y monumental escudo barroco de gran tamaño, el mejor de todo el valle. La casa, aunque reformada, ya existía al menos desde 1605.

También se pueden ver interesantes casas del siglo XIX con sus balconadas acristaladas. Una de estas bellas casas se encuentra frente a la del Inquisidor. Destacan dos casas del siglo XVI, que mantienen la tradición gótica, una de ellas con el característico tejado a dos aguas, muy tendido, con portada de arco de medio punto y saeteras y pequeñas ventanas en uno de sus laterales.