Marañón: “El Gobierno ha ido abandonando la red de cercanías pese a que es un servicio estratégico para Cantabria

El diputado de Cs registra una iniciativa para instar al Ejecutivo nacional a modernizar este servicio, que cada año es utilizado por tres millones de pasajeros

“El Gobierno ha ido abandonando la red de Cercanías pese a que es un servicio estratégico para Cantabria”. Así lo ha señalado el diputado de Ciudadanos (Cs) Cantabria, Diego Marañón, que ha registrado una iniciativa en la que se insta al Gobierno de la Nación a acometer las mejoras necesarias para modernizar un servicio que utilizan tres millones de pasajeros cada año.

Marañón ha apuntado que en los primeros seis meses de 2019 se han cancelado 396 servicios, una situación “lamentable”, ha dicho, si se tiene en cuenta que este transporte “es utilizado a diario para ir a trabajar o a estudiar”, lo que hace “imprescindible” que se preste “un servicio de calidad que garantice la puntualidad”.

En opinión del diputado de Cs, las cercanías son un método de transporte “fundamental” para luchar contra la despoblación de las zonas rurales, ya que “las conecta con las áreas rurales”. “Los usuarios ven cómo, día tras día, el servicio sufre constantes retrasos por averías o cancelaciones de viaje”, ha apuntado, a lo que se suma una “total dejadez” en el mantenimiento de los vagones y la catenaria, el patente deterioro de las estaciones y la accesibilidad de algunas de ellas, que es “inexistente”.

Diego Marañón también ha recordado que en la pasada legislatura se aprobó por unanimidad en el Parlamento una iniciativa para solicitar al Estado un mayor gasto en la red de cercanías. “Un año después la realidad evidencia que no se llevaron a cabo las inversiones necesarias”, ha subrayado.

Por último, Marañón ha insistido en que una red ferroviaria de cercanías debe ser “un elemento vertebrador del territorio y dinamizador de la economía”, además de “respetuoso” con el medio ambiente. Unas condiciones, ha asegurado, “que se incumplen en el caso de Cantabria por desidia administrativa”.