El PP dice que se cumplió el “dedazo” en los nombramientos de directores

La diputada Isabel Urrutia afirma que la crónica de los nombramientos fue la que el PP previó: falta de procedimiento e inexistencia de publicidad, igualdad, capacidad y transparencia en todo el proceso

El Partido Popular ha considerado hoy que el nombramiento por parte del Gobierno de los directores de seis empresas públicas, confirma que se ha cumplido el dedazo que el PP dijo que iba a haber, consumándose la crónica ya anunciada de que esos cargos se iban a seleccionar la carta.

La diputada regional del PP, Isabel Urrutia, ha añadido al respecto que no es que el Gobierno haya querido dar la razón al PP, cuando afirmábamos que todo era un paripé, sino que el Ejecutivo ya sabía que iba a actuar así para poder nombrar a quien quería y no a quien fuera el mejor para el puesto, de ahí que la falta de procedimiento en la valoración de los méritos haya anulado cualquier atisbo de publicidad, igualdad, capacidad y transparencia.

Urrutia ha explicado que para que el desarrollo de los hechos diera el fruto que el Gobierno quería, y no lo que la ley establece, en este proceso no se ha constituido un órgano de valoración, y cuando lo ha habido no se ha sabido quién lo integraba.

Tampoco, ha continuado la parlamentaria regional del PP, se han detallado los criterios para baremar los currículos ni la puntuación de los méritos de los candidatos, y se ha incluido una entrevista que en ningún caso es obligatoria.

Para Isabel Urrutia, se ha demostrado la discrecionalidad que había en todo el proceso, contraria a la transparencia y a los requisitos de publicidad, igualdad, mérito y capacidad que establece la ley que desde 2018 regula el sector público institucional de Cantabria y los procesos de elección de sus cargos directivos.

La parlamentaria regional del PP ha reiterado que todo ha sido un paripé, la crónica de unos nombramientos anunciados, pues ya se sabía desde dos meses antes quiénes iban a ser las personas que ocuparían estos cargos y el Gobierno en esto sí que ha cumplido.

En opinión de Isabel Urrutia, todo este proceso es un engaño a los ciudadanos, especialmente a quienes se han presentado de buena fe a esta convocatoria creyendo que iba a ser un proceso limpio.

Muy al contrario, la falta de unos requisitos básicos únicos para las diferentes convocatorias, la no inclusión de criterios específicos vinculados al objeto social de la empresa que se va a dirigir, la falta de exigencia de capacidad y méritos en los candidatos, la discrecionalidad a la hora de resolver, y el cambio de criterios entre lo que aprueba el consejo de administración y lo que se publica, como en el caso de CANTUR, han convertido a este proceso en una falacia organizada por el Gobierno desde el principio, actuando sin ningún tipo de escrúpulos, ha señalado.

Por todo ello, Urrutia ha insistido en considerar que, como ya anunció el PP, se ha demostrado que se trataba de unas convocatorias elaboradas a la carta de las personas a las que se iba a nombrar, ya decididas de antemano y a dedo.