Álvarez: “El Gobierno de Cantabria tiene un santo problemón para pagar las nóminas públicas de aquí a final de año”

El portavoz parlamentario de Cs, advirtió de que se estaban desviando fondos a Imprevistos para pagar las nóminas y la consejera de Economía lo negó “descaradamente”

“El Gobierno de Cantabria tiene un santo problemón para pagar las nóminas públicas de aquí a final de año”. Así lo ha asegurado el portavoz parlamentario de Ciudadanos (Cs) Cantabria, Félix Álvarez, que ya había advertido del desvío de fondos de Educación, Sanidad y Empleo a la partida de Imprevistos. “Se ha demostrado que decíamos la verdad y la que mentía descaradamente era la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez”, ha recalcado.

Álvarez ha asegurado que “se pongan como se pongan la consejera y el señor Revilla”, los desvíos de dinero de las distintas partidas a imprevistos “son recortes, ni disimulados ni disfrazados, recortes puros y duros”. “Según la estimación de nuestro equipo económico para poder abordar los pagos de aquí a final de año se necesitan cerca de 80 millones de euros”, ha explicado Álvarez, que ha recordado que pese a que el presidente Miguel Ángel Revilla negaba la evidencia “ahora ya se reconoce esta situación, se están reteniendo  partidas de Sanidad, de Educación, de políticas activas de empleo, etc. para trasladarlas al capítulo de imprevistos para después pasar ese dinero al capítulo 1 de gastos de personal”.

Así, ha insistido en que en el capítulo 1 estaba presupuestada la cantidad de 918.548.464 euros, de los que ya se han gastado 644.895.370. Según Álvarez, a una media de 76 millones por mes y añadiendo la paga extra de diciembre. Sólo en este concepto “hay una desviación entre lo presupuestado y el gasto real a 31 de diciembre de 64.197.712 euros”. Una situación similar se da en el capítulo 4 de los Presupuestos Generales, que hace referencia a los gastos de personal de los centros concertados. Aquí la diferencia entre lo presupuestado y lo que se va realmente a gastar es de 14.583.3115 euros”.  Sumando las diferencias entre lo presupuestado y el gasto real de ambos capítulos, “se necesitarían 78.781.207 euros, tirando a la baja”, ha puntualizado Álvarez.

En este sentido, ha indicado que pese a que el presidente del Ejecutivo afirma que esas transferencias se están realizando, “intenta confundir a los ciudadanos mezclando churras con merinas”. Las entregas a cuenta que, sostiene, “ya estaban presupuestadas no afectan al incremento de la deuda, son una cuestión de liquidez. Quieren confundir, pero lo contable no es discutible”, ha matizado. Por último, ha manifestado que desde el Grupo Parlamentario de Cs “tomaremos las medidas necesarias, a pesar de la incapacidad y mentiras de este Gobierno, para garantizar el cobro de las nóminas públicas”.