Santander Si Puede junto a los STV. Santander Sí Puede, posicionándose al lado de los STV, acusa al PSOE de tratar embaucar a los santanderinos con los espigones de La Magdalena. Los municipalistas exigen al portavoz de socialistas en Santander, Pedro Casares, que aclare si su partido se ha pasado al bando del PP en este asunto.

Santander Sí Puede ha salido al paso de la noticia aparecida este miércoles acerca de la posibilidad de que se reanuden las obras de los espigones de La Magdalena, que en la actualidad se encuentran suspendidas. Tal posibilidad fue expresada por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, al señalar que «No hay otra opción que concluir las obras».

Dicha conclusión se sustentaría en un informe del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), que apunta que no realizar ninguna actuación tras la paralización de las obras dejaría las playas en «una situación de inestabilidad».

La declaración ha generado controversia, al haber sido el PSOE de Santander uno de los grupos que se ha opuesto a la realización de esta obra, habiendo apoyado todas las mociones presentadas en el pleno, pidiendo su paralización.

Santander Sí Puede junto a los privilegiados santanderinos que ven peligrar sus vistas desde el Club de Tenis y casas anexas, se ha mostrado muy crítica con los socialistas, a quienes acusan de “tratar de embaucar a los santanderinos con este asunto”. Al mismo tiempo les responsabilizan de “haber maniobrado” para detener la protesta social contra esta infraestructura para ahora “alinearse con el equipo de gobierno del Partido Popular”.

El concejal de Santander Sí Puede en al ayuntamiento de Santander Antonio Mantecón ha pedido al líder socialista en la capital, Pedro Casares, que aclare su postura. “El señor Casares debe explicar a los santanderinos y las santanderinas este giro dado por su partido y también si su respaldo a las movilizaciones contra los espigones era un respaldo real o una simple cuestión de oportunismo político”, ha manifestado el concejal.

Para los municipalistas, estos bandazos y cambios de criterio son muy propios de quienes “toman determinaciones políticas, solamente, en función de sus expectativas electorales”. Algo que, aseveran, “tiene muy poco recorrido y suele conducir al fracaso.”

La alternativa que defienden desde Santander Sí Puede y los STV es la de “revertir” los trabajos hasta ahora realizados, eliminando el espigón construido y “devolviendo”  la playa y su entorno a su estado original, “retomando las actuaciones de aportación de arena que se venían realizando periódicamente”. Una alternativa que, dicen, han defendido en el Pleno de Ayuntamiento de Santander en reiteradas ocasiones.

Según Mantecón, con este cambio de criterio expresado por el secretario de Estado de Medio Ambiente, el PSOE se “alinea con el Partido Popular de Santander”, en un asunto que ha levantado una gran oposición entre la sociedad santanderina, así como colectivos ecologistas, conservacionistas y expertos de todo tipo. Y de este modo, asegura el concejal, “desoye a quienes hasta ayer decía apoyar, para defender no sabemos qué intereses o de quien”. Los socialistas estarían siendo, según sus palabras,” víctimas de su falta de seriedad y de firmeza política”.

Santander Si Puede, le recuerda al PSOE que no solo ha habido una oposición política y ciudadana de los STV  a este proyecto. “Este proyecto ha generado todas las dudas del mundo acerca del posible impacto ambiental del mismo, y esta actuación ha sido catalogada como altamente agresiva en un entorno de alto valor ecológico. Y esto no lo decimos nosotros, sino que lo decía el Centro Oceanográfico de Santander” han enfatizado desde esta formación política.

Al mismo tiempo señalan que “sorprende que ahora se pasen por alto estas consideraciones, o las realizadas en su momento por la Autoridad Portuaria de Santander, o el Servicio de Patrimonio Cultural de la Dirección General de Cultura del Gobierno de Cantabria, entre muchas otras entidades y organismos que han mostrado sus reticencias al proyecto.” Argumentos todos ellos que, afirman en Santander Si Puede, “el PSOE decía defender de forma enérgica en contra de esta actuación.”

Para Antonio Mantecón, resulta “poco serio” que ahora se abra la posibilidad a la ejecución total de la obra, ”¿en qué cabeza cabe que habiendo defendido que la ejecución de esta obra es un desastre para Santander y su bahía, se abogue ahora por consumarla, con todas sus consecuencias?” se pregunta el edil. Al tiempo que sentencia que “no se puede aspirar a gobernar Santander partiendo de la defensa de actuaciones tan lesivas para la ciudad y su entorno.”

Mantecón y los STV sostiene que los santanderinos “merecen” algo más de respeto y que no “les tomen el pelo”. Y sobretodo dice que merecen “responsables políticos que defiendan sus intereses frente a las presiones de los mismos centros de poder fáctico locales de siempre. Para encontrar la explicación a este cambio de criterio, debemos preguntarnos quienes son los inmediatos beneficiarios de la actuación, los propietarios de las fincas aledañas, y en consecuencia a quienes sirven quienes finalmente la respaldan, sean del PP, del PSOE o de cualquier otro partido.”