Santa María de Cayón

Ayuntamiento Santa María de Cayón
Localidad Santa María de Cayón
Dirección Santa María de Cayón, s/n
Código Postal 39694
Habitantes: 7.377
Superficie 47,7 km2

En la zona central de la comarca costera de Cantabria se encuentra el municipio de Santa María de Cayón con una extensión de 47,7 km.2 en la que se asienta una población de algo más de 7.000 habitantes.

La existencia del valle de Cayón como una entidad de singularidad propia se constata desde el S. IX pues en el año 816 ya es nombrado el «Val de Cayone». Otras menciones nos informan de la antigüedad de algunos de sus núcleos de población. Así, por ejemplo, son citados ya en el año 811 San Vicente de Esles, en el 816 Santa María de Cayón, y San Andrés de Argomilla de Cayón en el 817.

Entre el patrimonio de carácter arquitectónico que se conserva en este ayuntamiento es preciso destacar la iglesia de Santa María de Cayón, de estilo románico, cuya construcción hay que situarla en torno al S XII, del mismo modo que la de Argomilla o la colegiata de Castañeda.

La principal festividad que se celebra en este municipio es la de San Vicente Mártir el 1 de septiembre en el lugar de Lloreda. Típica romería a la que hace aproximadamente 50 años se le ha añadido el contar con carrozas típicas de Las principales festividades que en esta villa, capital de municipio de su nombre, se celebran son las de Santa Juliana y San Pedro los días 27 a 29 de junio y San Roque el 15 de agosto.

En Santa María de Cayón se celebran un total de doce fiestas, entre las que destaca la de San Vicente Mártir, que se festeja el 1 septiembre en la localidad de Lloreda con un típica romería a la que, a partir de finales de la década de los años 30, se la agregó un desfile de carrozas decoradas con elementos típicos montañeses. Junto a ella cabe reseñarse las de La Magdalena (22 de julio) en La Penilla, San Ignacio (31 de julio) en La Encina y San Roque (16 de agosto) en Santa María de Cayón. Además, en el salón de plenos del Ayuntamiento se instala por Navidad un curioso belén que reproduce una típica villa pasiega que se decora con “arbolitos” autóctonos.

El valle de Cayón se compone a su vez de los siguientes diez pueblos:

LA ABADILLA: Situada a una altitud de 90 m sobre el nivel del mar. Cuenta con una población de 565 vecinos.

ARGOMILLA: Se alza a 90 m de altitud y dista 2 km de la capital municipal. Esta localidad está formada por 625 habitantes.

Entre sus manifestaciones artísticas cabe reseñar la iglesia románica de San Andrés, un templo edificado en el siglo XII y declarado Bien de Interés Cultural en 1982, junto con el conjunto de 17 sarcófagos situados en su anexo fechados entre los siglos X y XIII. La iglesia de San Andrés es de una sola nave y un sólo ábside, conservando la mayoría de elementos del románico, posiblemente de mediados del siglo XII. La torre, la sacristía y la galería del sur, serían en cambio, añadidos posteriores. La puerta de entrada, situada debajo de la torre, que la oculta, es de arco de medio punto, con arquivoltas decoradas. El ábside conserva dos de sus ventanas intactas. Una larga serie de canecillos decorados recore lo alto de los muros, tanto del ábside y presbiterio como de la nave. En el exterior hay una serie de sarcófagos de los siglos XI, XII y XIII pertenecientes a una necrópolis. Frente a la iglesia está la casona de Ceballos «el Caballero».

Frente a la iglesia de San Andrés, se encuentra la mejor muestra de arquitectura civil del municipio. Es una casona solariega típicamente montañesa, de planta rectangular, tejado a dos aguas y cubos almenados en las esquinas. Parece de finales del siglo XVI, aunque puedo estar construida sobre una fortificación anterior. Perteneció a la estirpe de los Ceballos, entre ellos a Antonio de Ceballos, Escobedo y Velasco, caballero de Santiago y abad de San Andrés. El valle de Cayón estuvo bajo los seño- ríos de Obregón y Ceballos durante el siglo XIV, pasando posteriormente al Marqués de Santillana, ya en el siglo XV.

LA ENCINA: Con un núcleo población compuesto de 364 habitantes, ésta localidad dista 1,2 km de la capital del término. Tiene una altitud de 80 m.

ESLES: Se encuentra situada a 217 m de altitud y separado por 6km de la capital municipal. En ella viven 291 vecinos. Esta localidad cuenta con un notable conjunto histórico–artístico compuesto por casonas blasonadas y edificaciones de tipología montañesa.

La historia de la localidad de Esles se remonta al año 811, cuando el monje Sisnando y la abadesa Gudvigia fundan el monasterio de San Vicente de Fístoles, al que en el año 817 el conde Gundesindo ofrece una muy sólida donación de otros monasterios situados en Arce, Belo, Oruña, Liencres, Cayón, etc… El lugar donde estaba asentado este monasterio de Fístoles debió de ser el actual pueblo de Esles donde todavía existe, aislada y en alto, la ermita de San Vicente, que fruto de excavaciones arqueológicas ha deparado numerosas sepulturas medievales indicadoras de un asentamiento humano de reconocida densidad. Esles cuenta con un señalado conjunto urbano, destacando la casona regionalista en Esles, obra de Javier González Riancho o las casas de Marcial Solana, de Córdoba y Solatorre y de González-Camino.

LLOREDA: Localidad que cuenta con 435 habitantes, dista 2,9 km de la capital y se encuentra a 140 m de altitud.

LA PENILLA: En este pueblo residen alrededor de 1.521 vecinos. Dista 2,2 km de Santa María de Cayón y cuenta con una altitud de 90 m sobre el nivel del mar. En ella se localiza desde 1905 la fábrica de la multinacional Nestlé.

SAN ROMÁN: Separado de Santa María de Cayón por 5,5 km, esta localidad posee una población de 274 vecinos. Tiene una altitud de 100 m sobre el nivel del mar.

SANTA MARÍA DE CAYÓN: Es la capital municipal. Con 791 vecinos, se encuentra a 23 km de la capital cántabra y a 96 m de altitud.

En Santa María de Cayón se conservan tres obras religiosas del periodo románico. Una de ellas, es la iglesia parroquial de Santa María de Cayón, a la que ya parece que se alude en un documento del año 817. La obra románica se  debió comenzar en el siglo XII, pero está bastante reformada, con una nave de crucero, muy alta, que debió añadirese en época algo posterior al ábside, en el que se abren tres ventanas con guardapolvos decorados.

SARÓN: Se sitúa a 1,7 km de la capital municipal y se alza a 90 m sobre el nivel del mar. Es la localidad con mayor número de habitantes ya que cuenta con 2.391 vecinos.

TOTERO: Localizado a 1,9 km de la capital, tiene una altitud de 150 m sobre el nivel del mar. Es el núcleo menos poblado del municipio ya que tan sólo 129 habitantes residen en él.