José Carlos Torre es un autor esencial para entender el cómic vasco. Desde la revista RumblE! Ha dado la oportunidad a decenas de nuevos autores de mostrar sus trabajos además de colaborar activamente en todo tipo de evento relacionado con el mundo de las viñetas. Su amor por el cómic se traduce en exposiciones como “Zure komikia maite dugu” dedicada a los dinamizadores del cómic vasco que se pudo ver en Barakaldo y que hoy se puede visitar en la Sala Torrene de Algorta. Trabajador infatigable, José Carlos renueva su compromiso con la cabecera que le ha hecho un nombre en el medio con un nuevo formato y planteamientos que sorprenderán a los seguidores de su trabajo. Con José Carlos hablamos de su trayectoria.

¿Qué es RumblE!!?

Durante los últimos 7 años hemos sido la revista de cómic e ilustración de la UPV/EHU, la primera y la única hasta la fecha. Editados desde el Consejo de Estudiantes de Bizkaia hemos llegado a distribuir 3.000 ejemplares en los tres Campus universitarios. Pero también es la onomatopeya inglesa de un motor al ponerse en marcha, el ruido del despertador de las camareras, repartidoras, mozos de obra, peones, etc. que compaginan el trabajo con la carrera universitaria. El rumor del cerebro pensando, el estruendo del sueño de tu vida cuando arto lo lanzas para estrellarlo contra la pared, el ruido de la tripa vacía que se niega a tragar el menú de mentiras diario, pero sobre todo para mi es una buena respuesta cuando alguien me suelta aquello de “es imposible”.

¿Cómo nace la revista?

Todo empezó cuando entré en la facultad de Bellas Artes con 27 años. Por aquel entonces tenía un puesto fijo bien remunerado con vacaciones, pagas extra y fines de semana libres, pero no era feliz, así que lo dejé todo y me apunté a la universidad. Creo que cuando más se aprende es al tomar decisiones valientes, el valor que hace falta para dar el primer paso y correr el riesgo enseña mucho, independientemente de si sale bien o no. Así que seguí tomando decisiones valientes, me metí en el Consejo de Estudiantes, organicé exposiciones, formé RumblE!!!!

¿Cómo es la organización de contenidos?

Depende del número. A veces se organiza en torno a una exposición, otras veces cerramos o abrimos un nuevo ciclo, también publicamos expresamente para coincidir con el Salón de Cómic de Getxo u otro evento en el que creemos importante estar presente.

RumblE!! destaca por la calidad de la edición y su carácter gratuito, que lo sitúa entre la revista y el fanzine. ¿Cómo lo definirías?

Por el carácter altruista de la publicación la definiría como fanzine, si hablamos de la calidad del trabajo de muchos colaboradores diría que es una revista profesional. Pero, tampoco tenemos una periodicidad constante y hace dos años cerramos la línea de suscripciones para abordar el trabajo sin obligaciones, no tenemos clientes ni contrato, jugamos con la libertad de un fanzine y eso ha hecho posible mantener la publicación hasta ahora.

¿Qué es lo mejor y lo peor de tantos años de rodaje?

Creo que es lo mismo. Hay un dicho que dice que lo peor que te puede pasar es que se cumplan tus sueños, por ahí anda el tema. Cuando te das cuenta de cómo es en realidad aquello que idealizas hace falta un amor muy grande y estar muy convencido para seguir adelante. Cada minuto que dedico a este proyecto es lo mejor que me ha pasado en la vida y al mismo tiempo la exigencia y el volumen del trabajo es tan grande que lo odio con todas mis fuerzas, lo extraño es que soy capaz de aguantar con lo peor de todo esto y volver con una sonrisa como si nada. Supongo que gracias a eso sigo adelante aunque muchas veces he querido dejarlo.

Además de la revista has buscado promocionar el talento de los autores locales en numerosas exposiciones. ¿Cómo afrontas este cambio de formato?

Las exposiciones son una forma de agradecer a los colaboradores su participación en la revista. Contamos con los registros y especificaciones necesarios para que se reconozcan en el curriculum artístico de forma que participar en RumblE!! es una experiencia completa que además de acercarte al mundo editorial también lo hace al artístico. Nuestras últimas exposiciones han buscado la homogeneidad imprimiendo los trabajos en láminas iguales que se presentan al público junto con un número especial que sirve de catálogo.

Además de coordinar la revista desarrollas tu propio personaje, Pablo el Campesino. ¿Cómo nace el personaje?

El primer cómic que dibuje en RumblE!! fue un pasaje del libro Por quién doblan las campanas de Hemingway. Pablo era un personaje secundario, pero para mi sorpresa fue lo que más gustó del cómic. Decidí continuar la historia y Pablo terminó por convertirse en el personaje principal, entonces empecé a escribir las aventuras de Pablo el campesino. Aunque tenía buenas críticas me di cuenta de que estaba cayendo en algunos clichés del cómic de héroes y lo dejé por miedo a repetir estereotipos que flaco favor hacen a la masculinidad. Ahora, creo que quizá me pasé al autocensurarme y quiero preparar un especial con todas las historietas del campesino y si funciona puede que siga dibujándolo.

Después de la revista ¿te centrarás en tus propios proyectos?

Uf! Ahora mismo y después de darle muchas vueltas creo que el proyecto más interesante que puedo desarrollar sigue siendo RumblE!! He tenido muchas ganas de cerrarla, incluso propuse un cambio de dirección que ha funcionado durante los números 20 y 21 y del que me gustaría destacar el trabajo de Alba Jato, pero la dificultad de compaginar los estudios con la dirección de una revista ha conseguido que el relevo generacional que buscaba no pudiera hacerse del todo. La cuestión es que esta circunstancia que a priori era mala ha terminado por dar forma al próximo paso de la revista.

¿Cuáles son los próximos pasos de la revista?

Durante el próximo 2017 y mientras término la tesis doctoral publicaremos tres números que saldrán encartados en especiales de la Gallina vasca. Cambiará el formato y el carácter de la revista que dejará de depender de la subvención del Consejo de Estudiantes. Esto nos permitirá dar un paso más hacia la profesionalización y después en el 2018 volveremos a replanteárnoslo todo de nuevo, aunque ya tengo alguna idea de por dónde me gustaría que fuera la cosa.

Links de interés:

http://rumbleeditorial.com