Victoria Rosell apela a las bases socialistas como palanca para lograr un gobierno de progreso en el país

La jueza, Victoria Rosell, que esta tarde ha estado en Santander junto al economista, Carlos Sánchez Mato, más Sofía Castañón, secretaria de feminismos y portavoz estatal, acompañando a los candidatos por Cantabria Luis del Piñal y Leticia Martínez, ha apelado a las bases socialistas como palanca para lograr un gobierno de progreso en el país el próximo 10 de noviembre. “Es un momento, ha dicho, en el que apelo a la base socialista, a la gente socialista de corazón y de cabeza porque tienen que pensar lo que ha ocurrido entre la celebración del 28 de abril, tan ilusionante, en la que clamaban ‘con Ribera no y sí se puede’ y en lo que ocurrió cuando las élites le dijeron ‘con Podemos no, ¿qué hizo su secretario general?”.

Rosell también ha recordado como “nosotros le prestamos mucho voto el 28A porque venía la derecha y Pedro Sánchez no ha hecho más que abrirle la mano a la derecha, lo que ha abierto una cierta grieta entre sus bases y su cúpula”.

Para la jueza, solo Unidas Podemos es garantía de que las leyes progresistas salgan adelante, de la subida del salario mínimo interprofesional y el feminismo no ocasional. “Sabemos dónde está y quien de verdad quiere subir el IRPF a las grandes fortunas, poner un impuesto a la banca, recuperar el dinero del rescate, derogar la reforma laboral…”

Además, Rosell ha asegurado que le parece “imposible” que el PSOE no vea que el Gobierno tiene que ser progresista y deje que la derecha siga creciendo. La expectativa de un gobierno de progreso, ha apuntillado, lo personifica un gobierno de Unidas Podemos con el PSOE, pero si siguen abriendo la puerta a VOX y a la ultraderecha, lo que nos espera un futuro mucho más negro.

Por su parte, el candidato de Unidas Podemos, Luis del Piñal, ha asegurado esta tarde en Santander que “Unidas Podemos en Cantabria escenifica la responsabilidad, la responsabilidad de dos fuerzas que se han unido y entendido para defender los intereses de la gente de Cantabria”.

Unidos, ha dicho, podemos llegar más lejos para defender los intereses de los cántabros y cántabras, lo que les quita el sueño: empleos dignos, pensiones justas, las tasas universitarias, poder pagar la luz, el agua. Queremos ser los representantes de Cantabria en un Gobierno que va a ser para la gente”.

Además, ha asegurado que estas elecciones enfrentan dos modelos de estado: uno en el que deciden las élites o un gobierno en el que decidan los ciudadanos. En el caso de Cantabria, el escaño decaerá en el bloque progresista o en la ultraderecha, “por lo que ahora más que nunca es necesario participar en las próximas elecciones”.