Renovados en noviembre cerca del 90% de los contenedores . Santander habrá renovado en noviembre cerca del 90% de los contenedores soterrados de la ciudad

Hoy han comenzado las obras de la segunda fase de sustitución de estos equipos por otros más modernos y eficientes, una vez que ha finalizado su vida útil, que se estima en 15 años

La alcaldesa ha comprobado el inicio de los trabajos, que afectarán a 151 contenedores, principalmente en Cueto. “Gracias a esta inversión se logra una mejor prestación del servicio a los vecinos, en línea con la apuesta continua del Ayuntamiento por ofrecer un servicio de calidad y con la mayor eficiencia posible”, ha subrayado Igual

El Ayuntamiento de Santander ha iniciado hoy las obras de la segunda fase de renovación de contenedores soterrados que, con una inversión cercana a los 2 millones de euros, conllevarán la sustitución de 151 contenedores, de manera que cuando en noviembre finalicen los trabajos, se habrán renovado casi el 90% de los existentes.

La alcaldesa, Gema Igual, ha comprobado esta mañana, junto al concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, el inicio de los trabajos, que ha tenido lugar en la calle Autonomía.

Igual ha recordado que el año pasado se acometió una primera actuación en este sentido, con una inversión de casi un millón de euros, gracias a la cual se afrontó la sustitución de 87 contenedores de los 262 soterrados que hay en la ciudad.

“Empezamos así un proceso de mejora y sustitución de los más antiguos, que han alcanzado el fin de su vida útil, que es de alrededor de 15 años, por lo que se hace necesaria su progresiva sustitución para garantizar una adecuada prestación de este servicio”, ha detallado.

La regidora santanderina ha explicado que el objetivo es reducir las incidencias que se producen con el paso del tiempo, optimizar el funcionamiento de los equipos e incorporar los cambios y mejoras tecnológicas que van surgiendo, todo ello para asegurar siempre la prestación del servicio en las mejores condiciones y con los sistemas más modernos.

Ahora, se inician los trabajos de esta segunda fase, que afectarán a un total de 151 contenedores de residuos orgánicos y recogida selectiva, continuando con el proceso de mejora y modernización de estos equipos. En concreto, se sustituirán 73 contenedores de recogida de residuos orgánicos, 25 de vidrio, 27 de papel y cartón y 26 de envases.

Las calles en las que se va a actuar se ubican fundamentalmente en el entorno de Cueto. Se trata de las avenidas del Faro y Valdenoja, así como las calles Concha Espina, Del Ingenio, Arsenio Odriozola, Ernest Lluch, Libertad, Francisco de Cáceres, Manuel González Hoyos, Consuelo Berges, Autonomía, Doctor Diego Madrazo y José María González Trevilla.

De esta manera, en el mes de noviembre de 2019, cuando finalicen estos trabajos, se habrán renovado 238 de los 262 contenedores soterrados que hay en la ciudad, casi el 90%, sustituyendo así los más antiguos por equipos más modernos y eficientes.

“Gracias a esta inversión se logra dar una mejor prestación a los vecinos, en línea con la apuesta continua del Ayuntamiento por ofrecer un servicio de calidad y con la mayor eficiencia posible”, ha subrayado Igual, quien ha añadido que, a día de hoy, en la ciudad hay 20 obras en ejecución por valor de 40 millones de euros y otros 42 proyectos en tramitación, que suman más de 77 millones de euros, favoreciendo, de esta manera, la mejora de la calidad de vida en la ciudad, la actividad económica y el empleo.

Asimismo, ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento destina cada año alrededor de 26 millones de euros a la limpieza de la ciudad y el cuidado de parques y jardines, a los que se suman inversiones como ésta que se realiza ahora, con el fin de ofrecer siempre los mejores parámetros de calidad.

La alcaldesa ha apelado a la implicación ciudadana, no sólo en el cuidado de la ciudad, sino también en el reciclaje y reutilización.

Descripción de los trabajos

La empresa adjudicataria deberá ocuparse del desmontaje de las instalaciones actuales, el montaje de los nuevos equipos, la limpieza y reparación de los elementos que se conserven, y las pruebas y trabajos de puesta a punto.

El contrato abarca el desmontaje de tapas y buzones, así como la eliminación de los sistemas actuales de elevación y los equipos eléctricos, de bombeo y oleohidráulicos.

Asimismo, contempla la limpieza, acondicionamiento y, en su caso, impermeabilización de los fosos, además de la revisión, reparación, limpieza, tratamiento y pintado de los marcos de tapas que se deban conservar.

Igualmente, la adjudicataria deberá reponer los sistemas de elevación y equipos de izado, los sistemas de bombeo, y las tapas y buzones.

Los equipos deberán contar además con un sistema de comunicaciones que permita el envío de datos a la plataforma de la smart city y que aporte información sobre niveles de llenado, incidencias, etcétera, para optimizar rutas y la prestación del servicio.

Las obras se acometerán calle por calle, de manera que se realizarán todos los trabajos necesarios para la sustitución de los contenedores, se colocarán los nuevos y se pondrán en servicio antes de seguir con las siguientes actuaciones.

Mientras se desarrollan las obras, se dota a las calles afectadas de contenedores en superficie, de manera que el servicio de recogida de residuos se siga prestando con normalidad.

La ejecución del proyecto fue adjudicada a la empresa Arrizabal Elkartea S.L. por un presupuesto de 1.969.880 euros y un plazo de ejecución de 9 meses, con lo que la finalización está prevista para principios de noviembre