Las oposiciones de Cantabria en el sector salud ofrecen la posibilidad a 1.619 personas del área de sanidad de formar parte de la administración pública con la premisa de que sus condiciones de trabajo mejoren significativamente.

Por supuesto que el proceso pese a no ser para nada complicado, requiere el tener que cumplir ciertos requisitos y de que el opositor supere las pruebas de acceso para finalmente optar por la presentación de la prueba de cuyos resultados dependerá si consigue o no ocupar la plaza por la que ha optado.

¿Cuáles son las pruebas que necesitas superar?

El aspirante a las Oposiciones Cantabria debe pasar por una primera fase que consta de dos partes, al que se le denomina pruebas de acceso. Estas son obligatorias y solo si superas la primera parte puedes pasar a la segunda.

La primera consiste en realizar una prueba contando con un tiempo máximo de 185 minutos, que contiene 150 preguntas, más otras 10 adicionales y cuatro alternativas, que se deben responder por escrito donde por cada respuesta correcta sumas 0,4 puntos mientras que cada respuesta incorrecta te resta 0,10 puntos; esta prueba es obligatoria y es de carácter eliminatorio.  

Superada la primera parte, el aspirante pasa a la segunda, que es el donde se somete a valoración los méritos del opositor para conseguir la plaza ante un jurado competente. Ya superados concurso y oposición, el aspirante pasa a la fase de preparación para presentación de la prueba.

Distribución de las plazas

  • Enfermería 485 plazas
  • Celadores 135 plazas
  • Auxiliar administrativo del SCS 131 plazas
  • Auxiliar de enfermería SCS 345 plazas

Requisitos para presentarse en las oposiciones de salud Cantabria

  • Tener la nacionalidad española o en su defecto tener la nacionalidad de alguno de los estados miembro de la UE, ser cónyuge de un ciudadano español o de algún miembro de la UE.
  • Contar con el certificado de escolaridad o en su defecto se debe tener antes de que el proceso de presentación de las solicitudes termine.
  • Contar con las capacidades funcionales necesarias para cumplir con el cometido de la plaza por la cual se está opositando.
  • El aspirante no debe haber obtenido sanción disciplinaria en cualquier servicio de salud o de la administración pública en los seis años previos a la convocatoria, tampoco debe estar inhabilitado para ejercer funciones públicas y en específico para la profesión correspondiente.
  • No debe tener la condición de empleado fijo en la misma categoría o especialidad a la que está optando.
  • No deber contar con condena previa originada por sentencia firme debido a delitos referidos en el artículo 13.5 de la ley orgánica 1/1996 de protección jurídica del menor.
  • Haber realizado el pago de las tasas referidas en la base 3.3 de la convocatoria.
  • Si optan por las plazas del cupo asignado para las personas discapacitadas, deben presentar constancia de que la discapacidad es mayor al 33%.

Quienes consiguen superar la prueba con la puntuación requerida, finalmente ingresan en calidad de empleado fijo a la administración pública y en la plaza para la cual se ha formado previamente. Hay que recordar que parte de estas plazas serán ocupadas por personal interno temporal mientras que la otra parte se completará con aspirantes de fuera.

La intención de todo esto es reducir la tasa de interinidad y por supuesto ofrecer condiciones laborales atractivas a los aspirantes, tales como estabilidad, beneficios, plan de seguridad social, etc.

Mejores temarios para superar la prueba

Si te preparas tienes todas las posibilidades de superar la prueba, más cuando cuentas con lo mejor en materia de temarios como es el caso del material que pone a tu disposición CEP, cuyo contenido está basado en las normativas establecidas en la convocatoria que te ocupa, lo cual es garantía de que está actualizado y elaborado de tal manera que facilita la compresión del estudiante.

Como habrás podido ver, tienes en tus manos las mejores alternativas para que con un poco de esfuerzo y constancia puedas superar las pruebas. De ti depende.