El PP afirma que regionalistas y socialistas quieren bloquear el trabajo de la oposición en el Parlamento

Iñigo Fernández opina que el rechazo a crear una Comisión de Control del presupuesto es ocultar lo que hace el Gobierno y cómo ejecuta el dinero de los cántabros

Socialistas y regionalistas no quieren que haya transparencia durante la presente legislatura, lo que quieren es bloquear el trabajo de la oposición en el Parlamento de Cantabria. Así se ha expresado el portavoz del PP en la Cámara regional, Iñigo Fernández, tras que el PRC y el PSOE hayan rechazado crear una Comisión de Control y Seguimiento del presupuesto.

En opinión de Iñigo Fernández, la postura de los dos partidos que sustentan al Ejecutivo regional demuestra además opacidad, y al respecto les ha cuestionado qué tienen que esconder, qué miedo hay a que los diputados reciban puntualmente el estado de la ejecución del presupuesto de Cantabria.

El portavoz parlamentario del PP ha recordado que la citada comisión ya se puso en funcionamiento durante la pasada legislatura con el apoyo de socialistas y regionalistas que no disponían de mayoría absoluta en el Parlamento.

En su opinión eso es lo que ha cambiado, que ahora sí tienen esa mayoría, por lo que ha considerado que en esta legislatura se va a imponer el rodillo por parte de regionalistas y socialistas.

Iñigo Fernández ha añadido al respecto que se están viendo “tics” en los debates parlamentarios y en las actitudes de los grupos que sostienen al Gobierno muy preocupantes y muy peligrosos.

Descalifican las iniciativas de la oposición, las cuestionan, cuestionan incluso la legitimidad de la oposición para hacer propuestas y ponen todo tipo de dificultades a la hora de ejercer su trabajo, ha subrayado el portavoz del PP quien ha añadido que esa actitud tiene que ver con un equipo de gobierno que está al borde del endiosamiento.

Para Iñigo Fernández, el hecho de que el Gobierno no quiera que la oposición pueda seguir con facilidad la ejecución del estado de gastos, indica que están en la senda de presupuestar mal y gestionar peor el dinero de los cántabros, como el PP ha reiterado en distintas ocasiones.

Fernández ha continuado diciendo que ahora lo que quieren es ponerle una venda en los ojos a la oposición y amordazarla, pero ha asegurado que el PP va a seguir defendiendo que la obligación y la tarea propia de la oposición es el control y el impulso a su acción, y ha asegurado que desde su partido no están dispuestos a permitir que se trate de poner todo tipo de dificultades al seguimiento de lo que hace el Gobierno.