El PSOE apoyará el cambio de nombres de calles exigiendo el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica

diario

Pedro Casares denuncia que diez años después de la aprobación de la Ley, el Ayuntamiento no ha realizado “con rapidez y determinación” los cambios en el callejero “porque el PP no se ha tomado nunca en serio la Memoria Histórica”. El líder socialista cuestiona la forma y el procedimiento en el que se establece el cambio de denominación de las calles, “lo normal es que las cosas se hagan hablando, con consenso, entre los concejales de las distintas formaciones políticas”

El secretario general del PSOE y portavoz municipal, Pedro Casares, anuncia que el PSOE apoyará el cambio de denominación de tres calles y una plaza, que se votará en el Pleno del Ayuntamiento, que se celebrará este jueves, 31 de agosto.

Casares explica que los socialistas defendemos “el cumplimiento” de la Ley de Memoria Histórica, y en consonancia con ello apoyaremos el cambio de estas denominaciones que se propondrán durante la sesión plenaria.

De esta forma, el Grupo Municipal Socialista votará a favor de cambiar las calles Alcázar de Toledo, División Azul y Columna Sagardía por Cuesta de las Ánimas, calle de La Secada y calle de Las Rederas, así como la plaza de Matías Montero por la plaza de Puertochico.

Ausencia de participación y consenso

Pese al voto favorable, el líder de los socialistas santanderinos cuestiona la forma y el procedimiento en el que se establece el cambio de denominación de estas calles de la ciudad, “al que echo en falta más participación y más transparencia”.

Para Casares, la forma en la que se deciden estos cambios de denominación “adolece” de ser un verdadero proceso de participación “como debería producirse en una institución como el Ayuntamiento”.

En este sentido, el portavoz del PSOE considera que “lo lógico y razonable” es que se produzca un debate sobre las propuestas, que sea previo a la elección “a criterio del equipo de gobierno” y que solo permite que el resto de concejales “podamos votar sí, no o abstención”.

“Lo normal es que las cosas se hagan hablando, con consenso, entre los concejales de las distintas formaciones políticas, en un proceso global en el que se afrontan los cambios en su conjunto” subraya el líder socialista, para poder analizar que se realizan atendiendo de forma conjunta a determinados criterios.

Por ello, propone que en la comisión de Cultura se delibere sobre las propuestas que se realizan y se decida “entre todos” que nombres sustituyen a otros.

Retraso de 10 años

Por último, Pedro Casares denuncia que diez años después de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, el Ayuntamiento no ha realizado “con celeridad” los cambios en el callejero “porque el PP no se ha tomado nunca la Memoria Histórica con la seriedad y rigor necesarios”.

“Santander merece que sus calles tengan cuanto antes un nombre digno, que reconcilie a esta ciudad con el pasado, y que se pongan en marcha las medidas oportunidades para el cumplimiento de las exigencias de la ley de Memoria Histórica al completo” ha concluido