Los ciberdelincuentes envían por email facturas falsas de Endesa con un virus informático. Al abrirlo, el virus se ejecuta y bloquea todos los archivos personales del equipo.

El malware que se ha utilizado en este caso es el famoso Locky. Bloqueado el acceso a tus archivos, este agresivo Ransomware te obliga a pagar un rescate para liberar el secuestro de tus datos.

En esta ocasión, Endesa ha hecho gala de una buena política de seguridad y comunicación poniendo en alerta a los usuarios.

Pero este tipo de amenazas no suelen descubrirse a tiempo. Cuando te das cuenta, tu dispositivo, todos tus archivos personales y los de tu empresa, han sido secuestrados.